14/2/10

Manifestaciones, cambios...



Aunque haya mucha ceguera, por un lado, hay muchísima gente que ya está despierta. Y es que ya está bien, amigos. Ya estamos hartos de tanta corrupción, de tanta sinvergüencería, de tanto burro allá arriba.


Y sobre todo ya esta bien de tanta guerra, de tantos proyectos de guerra para salirnos de la crisis, de tanto control y de tanta hambre. ¿Y quien paga? NOSOTROS.


Nosotros siempre hemos sido carne de cañón. Las guerras son planificadas por los banqueros y las multinacionales de armamentos. Y por locos, evidentemente.




Fue Irak, con todas las mentiras que nos llevaron a la guerra en Irak. Y en Afganistán y pronto en Irán. Y siempre el mismo cuento. Y siempre las victimas son sobretodo civiles. No paran. Son unos mentirosos, unos asesinos y unos mafiosos. Y se creen que somos unos imbeciles.


Hay mucha gente que chilla, manifiesta porque las cosas no pueden seguir así. Y las cosas han llegado a tal punto y ya empiezan a ser tan claras que es como un río que desborda. Ya nada puede parar el agua, la inundación. En este caso ya nada puede parar la fatiga, el rencor, la rabia, la desesperanza. Y ya nada puede parar este cambio de paradigma, este despertar y esta nueva conciencia.



Nosotros vamos a pagar, céntimo por céntimo, los gastos, mejor dicho, el gran ROBO de los bancos en colaboración con los gobiernos. ¿Acaso esto no nos recuerda la filosofía de la Mafia? Toda esta crisis económica que tenemos y que va a ir acentuándose hasta el límite, está provocada para quitarnos todo control y toda seguridad. Si nos quitan control económico, nos quitan todo (esto es lo que creen). En este sistema capitalista bruto y sádico, si no tienes dinero no tienes NADA. Y ellos, los todopoderosos, lo saben. Pero no saben que para los que ya vemos este juego sucio por muchas reglas que impongan, muchas barreras, muchas mentiras y amenazas… los que vemos claro esto no nos va a tocar. Y esto es bueno.


También los todopoderosos, estos asesinos que se creen intocables, esta aristocracia sucia y perversa, saben que vamos a manifestar y que cada vez serán manifestaciones más violentas. Yo estoy en contra absoluta de la violencia pero puedo entender este sentimiento de gran impotencia que lleva a la violencia. Pero ya existen leyes, en todo caso para la Unión Europea y también en Estados Unidos, preparadas para nosotros: la posibilidad de tirar sobre los manifestantes es legitimada, la posibilidad de arrestar y encarcelar a manifestantes es legal. Campos de concentración son aceptables, en el Tratado de Lisboa, y los campos de trabajo. Nuestros queridos y bienaventurados gobernantes han firmado, sin nuestro consentimiento, estas cláusulas. Quizás mismo no las han ni leído. Son tan incompetentes. Y tan irresponsables.



Ahora Grecia, ¿mañana España? ¿Qué es lo que nos está preparando esta Unión Europea, este Gobierno Globalista y mercenario? ¿Cómo vamos a salir de esta crisis que ellos mismos han creado y planificado para empobrecernos más y más y dejarnos indefensos?


Pero no somos indefensos. Estamos solamente enfadados, y muy concientes de lo que está pasando.


Vivimos momentos intensos, emocionantes, abiertos, incógnitos. Es una oportunidad para el cambio y la evolución. Para crecer y madurar. Para darnos cuenta que todo esto, todo este sistema duro e inhumano, es falso. Nuevas ideas van a aparecer, en esta toma de conciencia.


Lo que si es seguro es que algo tiene que ocurrir.



Grecia: