18/11/12

Las lagrimas de Gaza





Aunque no sea facil mirarlo creo sinceramente que es un deber para la humanidad ver este documental. O decidimos mirar la realidad tal y como es o no. Cada uno es libre de hacerlo. Yo eligo mirar.


8/11/12

Dejadme oir el llanto de la guerra civil



Yo siempre he pensado que es importante ir al pasado para entender un poco mejor el presente y visualizar el futuro. Esta era también la tesis de Marcel Proust. Para Proust no existía una delimitación entre pasado y presente el tiempo siendo algo muy relativo, sin barreras, sin limitaciones ni límites.  Es más, estos viajes atemporales son esenciales, vitales para el entendimiento de uno mismo (y de los otros) porque solo mirando el pasado con los ojos del presente, podemos entender este pasado, lo que fuimos en él, las razones que nos hicieron ser aquella persona en aquella circunstancia y entender lo que ocurrió en todas sus facetas y de esta manera comprender un poco más quienes somos hoy. No visitar el pasado desde la nostalgia pero sí desde el despertar y la audacia de mirar lo que fue con los ojos bien abiertos. No desde el recuerdo pero sí desde un valiente cara a cara.

Esto es importantísimo para evolucionar y crecer.



Hugh Thomas



La obra majestuosa de Hugh Thomas no es una ficción, como lo es la de Proust (aunque la obra de Proust sea más que una obra de ficción).  La Guerra Civil Española no es una novela, no es una invención de la imaginación ni sobre todo tampoco un libro de historia contado desde la perspectiva de la añoranza o el idealismo. Hugh Thomas es un historiador británico que decidió analizar enteramente y concienzudamente este momento tan importante y trágico de la historia contemporánea de España y de la Europa del siglo XX. Un acontecimiento en la historia de la humanidad nos es ofrecido, pues, para dar hincapié a la reflexión y para a la vez aprender. Es analizado con profundos rasgos, ofrecido con materia prima y un baúl de anotaciones e informaciones puestas a data, para la ultima edición. En una palabra: una gran lección, este libro.








No es fácil de lectura, acaso es fácil viajar en la profundidad del infierno. Acaso es fácil viajar a  algo tan terrible como fue la guerra civil. Viajar en lo más hondo del horror y también de la esperanza, dos sentimientos que se pasean en este camino arduo y complicado, visto desde antes de 1936 hasta finales de los años 50. Porque todos sabemos que una guerra no empieza cuando suenan los primeros tambores ni termina cuando acaban de oírse. Los tambores de la guerra comenzaron antes de la Republica de Azaña y de Negrín y acabaron de tocar mucho después de 1939. Las victimas se acuerdan de ello, aunque ya nadie se acuerde de las victimas.



Abrir los ojos y contemplar lo que sucedió es un trabajo de inteligencia, un trabajo mental y emocional, un trayecto duro, triste, amargo, emocionante. Aquí,  en estas magnificas tierras, en  estas bellísimas ciudades, en estos pueblos tan bonitos que parecen de postal… pasó algo. Pasó algo tan terrible que la nueva generación no lo sabe, y que a nosotros, los de la generación de antes, nos lo han contado desde una perspectiva casi romántica, idealista. Pero aquí hubo un sufrimiento tan atroz que no hay palabras para definirlo, solo las del historiador que es capaz de nombrarlas para nosotros ya que nosotros, los descendientes de esto que pasó, hemos perdido el don de nombrarlo. Y cuando no se nombra algo este algo se esconde, vergonzoso. Y esto un día vuelve a saltar, como una bomba a retardamiento. 




Aquí todos sufrieron, hasta lo mas remoto, hasta lo más mínimo, hasta las hormigas sufrieron, hasta los pájaros, hasta el agua, hasta el cielo debió sufrir. Todos soportaron tres años de una bestialidad indefinida porque a veces es mejor no definir la bestialidad. Aquí pasaron, en estos caminos, en estas calles, en estas carreteras que ahora son tan modernas  miles y miles de soldados llegados de todo el mundo además de los miles y miles de estas tierras  para luchar sea desde un bando, los nacionalistas sea del otro, los republicanos y esto  por una causa que hoy ya ni sabemos nombrar. Ya no sabemos nombrar porque hemos olvidado. Y quizás es mejor no ponerle nombre a esta causa que fue asesina de tantas vidas. Más de medio millón. Sin contar los que murieron después.






Lo que dije, un infierno.

Lo sorprendente al leer este libro es el milagro que ocurre de poder entender lo que pasó, día a día, etapa por etapa, sea en la cotidianidad como en el campo de batalla, en los despachos de los lideres como en las reuniones de los jefes del estado mayor, en los cafés, en las tertulias, en los campos o fabricas, en las mentes de aquellos nuestros antepasados, en las mentes de los luchadores valientes y los traidores, en las mentes de los organismos, partidos, asociaciones: todo nos es accesible, todo, absolutamente todo, cada rincón, cada esquina, cada paisaje testigo de lo que ocurrió es recreado para nosotros con inteligencia y sabiduría,  podemos rozar caras,  acariciar con tristeza cuerpos destrozados, oler el aire, sentir el frío, el calor, sentir el HAMBRE, oír el derrumbar de casas por bombas, oír el motor de los aviones, llorar enfrente de campos con centenares de victimas sobre la hierba, llorar escuelas aplastadas, oler el dolor, oír el llanto, oler el miedo, oler el odio, oler el odio, oler el odio y la rabia y la locura y la esperanza. Oler a la bestia.








No es fácil viajar en el pozo del infierno que fue nuestra guerra civil, la peor y mas dramática guerra del siglo XX, según Hugh Thomas, la más brutal, la más codiciosa, problemática, la más terrible de todas las guerras, una guerra invasora, imperialista en el mismo país, dividiendo un país en dos, dividiendo familias, pueblos, campos, arrancando y destrozando, demonizando, pulverizándolo todo, hasta la humanidad que hay en cada uno. La bestia tenía cara de aviones de combate alemanes e italianos, de tanques rusos, de fusiles soviéticos, de armamento francés… Toda Europa participó en esta lucha fraticida, toda Europa se hizo cómplice, de un bando como del otro, de las terribles e innombrables atrocidades que se cometieron aquí, en este país de sol y castañetas. Miles y miles de jóvenes y menos jóvenes desaparecieron de la tierra en estos tres años de infamia. La bestia tenía también la cara de la psicopatía perniciosa de los generales y presidentes y alguaciles, de policías, y comunistas, de falangistas, de idealistas revolucionarios y cesares que se creían la personificación del Dios todo poderoso.





¿Como entender? ¿Como racionalizar?  ¿Cómo entender que la Republica perdió la guerra? ¿Por qué? ¿Por que ganaron los nacionalistas? ¿Por qué hubo tanto sufrimiento? El historiador tiene varios  objetivos y uno de ellos es el de ayudar a cada lector para que busque por él mismo, en medio de los escombros, la luz que le permita avanzar más y más, a paso de tortuga, en este camino que a veces es tan negro y oscuro como la boca de un dragón, un camino que parece sin luz, sin fin, un camino donde anda  nuestra humanidad. No es fácil.

30/5/12

Carta a mi amigo Georges




Querido Georges,

Siento mucho lo ocurrido a tu gato, y te aseguro que entiendo perfectamente tu tristeza y desamparo, los animales son mucho mejor y extraordinarios que los seres humanos, de esto  no cabe duda.

Se lo que esta ocurriendo en Québec, hace bien ver  a la gente despertarse como desde un inmenso ensueño pero por desgracia las cosas no van a cambiar, más bien lo contrario. Pero al mismo tiempo es importante manifestar. Pero no olvides, los poderes, que son psicopáticos, necesitan del sufrimiento de los seres humanos. Y esto es solo un principio que es la continuidad desde hace siglos. Siempre ha sido así lo que pasa que ahora es nuestro turno vivirlo. No hay nada que hacer con la humanidad y el sufrimiento de la condición humana. Estos días estoy leyendo un libro de Hannah Arendt, su clásico ensayo sobre el totalitarismo y francamente me quedo con la boca abierta.

Hannah Arendt




En realidad me puse a leer este libro porque quería entender como un régimen como el nazismo había sido posible sobre la tierra. Pero este ensayo va más lejos: habla del nazismo, de Hitler, y del estalinismo, de Stalin  y habla de la condición humana, de NOSOTROS. Es alucinante. Lo que me hace reflexionar sobre todo esto que esta pasando estos días, meses, que es ni más ni menos que una continuidad y a la vez un principio. Es posible pues que un régimen totalitario (que no es una dictadura) pudiera instalarse en América y también en Europa con este nuevo orden mundial ya que el régimen totalitario es un orden mundial. Este libro es muy importante  porque me abre los ojos alrededor mío  y francamente, Georges, no veo solución a todo esto. Es por ello que desearía tanto que cayese sobre la tierra una cometa . No hay nada que hacer, miro a la gente, tan adormecida. Este mundo esta dirigido por psicopáticos y cuanto más la gente manifieste más las leyes van a endurecerse, y estamos en una espiral que seguramente nos va a conducir a una guerra total aunque lo que estamos viviendo ahora es una especie de guerra, pero económica. Debes estar al corriente de lo que esta pasando en España, la miseria mental de los que gobiernan este país, y la miseria mental de la gente, manifestantes o no, que soportan cada día humillaciones de parte de los banqueros, de los dirigentes de Europa, de los políticos; del cinismo, abuso, etc. De nuevo, es fascinante porque esto que esta ocurriendo es tan parecido a lo que ocurrió durante la Edad Media, tan igual a lo que se vivió durante la Edad Media que podemos decir sin dudarlo: la Historia se repite. Pero esta vez podría tratarse de una Historia final ya que vivimos con un terrorífico arsenal nuclear.

Pero hay que ver, que pena. Cuanta tristeza de ver que esta humanidad no va a recuperarse. Esto, evidentemente, no es nada comparable a lo que ocurrió en Rusia bajo el yugo de Stalin, el hombre más loco que la humanidad ha podido tener. Pero cuidado Georges, la Historia se repite y los psicópatas que dirigen este planeta ahora son locos, quieren aproximadamente lo que deseaba Stalin: un régimen totalitario (no una dictadura) para controlar todo el planeta. El objetivo (si se puede decir objetivo a algo que no tiene fin) de todo régimen totalitario es la destrucción total de los seres humanos, la destrucción del planeta.

Estas reflexiones, amigo mío, las tengo mirando todo esto que esta pasando  a mi entorno, todo esto que esta para que aprendamos una gran lección, que nos ayuda a abrir los ojos y este aprendizaje nos sirva de  protección. Mirar lo que es, tal y como es, ya es mirar con una cierta luz en los ojos ante toda esta oscuridad. Me acuerdo siempre de la magnifica obra, que me hiciste conocer hace ya tantos años, de Tarkosvky, Andrei Rublev, donde el pintor se hacia las mismas preguntas contemplando lo que le rodeaba, y que las respuestas no existían, solo una cierta certitud que el arte es importante pero el arte solo puede ayudar a soportar, nada más.

Cuando miramos lo que esta ocurriendo en Quebec nos gustaría estar allí y a la vez no. En esta contradicción estamos y es así para todos los que emigran. Pero aquí las cosas van a empeorar, el país esta derrumbándose, las infraestructuras sociales están siendo bombardeadas, la gente cada vez es más pobre, hacen todo para hacernos sufrir, para aniquilarnos, quizás su objetivo es este, hacer de la masa algo permeable, y que ellos puedan entrar en ella hasta el fondo, controlándolo todo y así llegar a su destrucción.

Mira, te envío este pequeño video, para que nos animemos un poco.


Y este articulo, para desanimarnos.

Y este video, para recordar.



Un fuerte abrazo,









12/5/12

Luz y oscuridad: Etty Hillesum

Etty Hillesum




Una de las lecturas más interesantes y ricas  que he leído (y que ocurre durante la Segunda Guerra Mundial) es el diario intimo y las cartas de una mujer extraordinaria, Etty Hillesum. Muy poca gente la conoce porque siempre pasa lo mismo en este mundo tan difícil  de las Letras: la moda y las marcas oscurecen lo que en realidad tendríamos que ver con más claridad. Pero esto es en todo, ya sabemos.

Lo que ha oscurecido a Etty Hillesum es, a mi punto de ver, la fama de Ana Frank. ¿Quien en este planeta no conoce la tragedia de Ana? Todos sabemos su historia, y su diario. Y es justamente esta fama que acaba por aburrir, y personalmente acaba para que nos hagamos esta pregunta, bien simple: ¿Y no habría alguien más, otra que Ana Frank? ¿Otros diarios, otras vidas, otras perspectivas?

Ana Frank es una marca, esto es evidente. Como lo es Guevara. Esto no quita la cualidad ni de una ni del otro. Pero es muy oficial, esto de las marcas. Y a mí la oficialidad me molesta.

********************************************************************************

Sin embargo: Ana Frank nos enseña que es importante este espacio íntimo y personal, para evolucionar. Etty Hillesum va mas lejos: nos aprende que lo esencial y lo que hace este YO, íntimo y personal,  es el lazo indestructible  que lo une con el Universo, es decir la humanidad que me rodea.




¿Como conocí a Etty Hillesum? Fue a través de una bióloga, Joan Borysenko, que en varios de sus libros la nombra y la nombra en relación con la espiritualidad en lo cotidiano que nos puede, nos debe ayudar a sobrepasar nuestras dificultades. No en el sentido New Age. Ya he dicho que el New Age es una filosofía, bajo mi humilde punto de vista, creada por la CIA para adormecer a la gente, apartarla de los verdaderos problemas, impedirles afrontar esta realidad tal y como es. Los Eckhart Tolle y compañía pueden dar trucos para calmarnos pero esto es todo. El caso es que no nos ayudan a afrontar estos graves problemas que esta viviendo la humanidad, con sus psicópatas y sus grandes injusticias, pero todo lo contrario y  estos problemas empiezan en uno mismo, es decir en esta incapacidad que tenemos de ver las cosas claramente, y las falsas apariencias que oscurecen lo que es, ni más ni menos. La revolución empieza en casa, en lo cotidiano, en mis pequeños gestos de todos los días.  Y sin la Gracia  ni el espíritu, la revolución se transforma en algo mecánico. La Gracia y la espiritualidad nos ayudan a luchar con claridad y armonía, cada uno a nuestra manera,  y hacer frente a lo que ocurre.

El diario de Etty Hillesum, y luego sus cartas escritas desde un campo de concentración, son de una gran belleza. Esto es lo primero que veo en sus escritos, una búsqueda de la belleza. Para Etty era esencial y vital encontrarla y encontrarla en la simplicidad, en los gestos de cada día, en lo cotidiano. Pero también en todo lo que la rodeaba y esto aunque lo que la rodeaba eran ya  bajezas,  humillaciones y  horror. El camino que nos permite seguir con ella es el de un ser libre en una sociedad donde la libertad era totalmente ausente. Es más: donde ser libre era un délito.

Mujer libre y apasionada, sensual, intelectual, poeta, amante, esta es Etty. Llena de vida e inquietudes, sus ojos una mirada suave sobre el terror y el miedo, su espíritu valiente y fuerte. Ella fue un ser universal en la Holanda invadida por los nazis, un ser sin fronteras. Este es el regalo que nos ofrece su trayectoria.

Etty Hillesum


La espiritualidad y el misticismo de Etty Hillesum fueron lo que le ayudaron en este camino que tuvo que vivir. Sus enseñanzas son simples y se aplican a todo tipo de situaciones humanas: no  olvidarse ni alejarse de lo que esta ocurriendo  pero al contrario bañarse en ello, en esta realidad que es espacio de varios niveles, inseparable el dolor de la alegría, la belleza de lo horrendo, la oscuridad de la luz. En medio de las tinieblas del campo de concentración, Etty podía y era capaz de sentarse y contemplar el cielo y perderse en el cielo. Era importante para ella este momento de Gracia para luego poder afrontar lo otro, lo que no era ni el cielo ni nada, pero sí el infierno y tambien afrontarlo con Gracia. Antes, cuando vivía en la ciudad, Etty sentada enfrente de su mesa de estudio podía apreciar hasta la magnitud la belleza de una flor o de una planta o los versos de su autor favorito, Rainer Maria Rilke sabiendo, conciente, que todo esto un día ya no sería. Un día no habrían más flores sobre su mesa llena de libros, ni siquiera un día habría este libro de un poeta adorado.Fue una mujer de una gran inteligencia, preparándose espiritualmente a lo que acabaría por llegar. Nunca huyó de su destino. Y no faltaban los momentos dónde su mirada no fuese capaz de apreciar lo que no se veía, lo que la ilusión escondía por culpa del miedo o de la vergüenza. Ella cuando tuvo miedo lo afrontó y estos miedos nunca faltaron, viendo sus ramificaciones, sus tentáculos, sus estragos. Y luego habian los amaneceres, bellos y simples. Y los cielos y los pajaros.


Etty y su mesa de trabajo


Etty Hillesum no es de fácil lectura ya que no estamos acostumbrados a tanta claridad y ya que en la mayoría de los casos huimos de ella, o pensamos que la claridad es solo claridad, cuando es todo lo contrario. La luz es lo que nos ayuda a avanzar en un camino sin luz.  Etty, especialmente en sus cartas, es de una gran nitidez. Su mirada límpida sobre lo que pasaba es espeluznante porque inmersa en la compasión. Lo vemos todo desde una luz que hiere, que quema,  que nos duele, nos muestra simplemente lo que hay, lo que es pero con Amor. Y a la vez, en medio de tanta dureza, vemos a Etty sentada, mirando el firmamento, en silencio. Y vemos la armonía entre estas dos percepciones de la realidad. Estas dos vivencias, inseparables.

Etty, siempre.




Esta armonía, este lazo entre la vileza y la divinidad, que es la vida misma y la creación misma,  y que esta en todo lo que es y lo que hay, es lo que nos enseña, con suavidad y con fuerza, Etty Hillesum.





Si leemos el diario de Etty y escuchamos a Hildegard von Bingen se crea una armonía magica y dolorosa a la vez. Estas dos mujeres, creo, sintieron la humanidad en toda su fuerza.

24/4/12

Pedofilia: el infierno para las niñas y los niños.



He dudado mucho antes de decidirme a poner un enlace a este artículo que veréis al final de la entrada. He dudado porque el tema es muy duro y la lectura de lo que esta escrito es más dura aún.

Quiero que quede una cosa clara: en esta vida podemos decidir de evolucionar o no. Si decidimos evolucionar elegimos la vía más difícil. Si decidimos evolucionar nos encontraremos con los monstruos que habitan este planeta, y los que nos habitan. Y les tendremos que hacer frente.

Podemos elegir no evolucionar y seguir viviendo en un mundo falso, hipócrita, superficial. Si usted elige no evolucionar pone en peligro su especie. Es así de claro.

El tema de la pedofilia es muy difícil de abordar por varias razones. Una de ellas es que es una temática del horror y da miedo enfrentarla. Es cierto que también socialmente es un tema que es como “demasiado oscuro” y se habla poco de ello, no se profundiza. No llega hasta la masa, que tendría que estar informada. Pero no llega hasta la masa no porque sea un tema oscuro o tabú, pero porque en el círculo de la pedofilia, si lo estudiamos a fondo, llegamos hasta profundidades abismales, es decir: es un problema social y político. Los círculos de pedofilia llegan hasta las cumbres de la elite implicando a jueces, policías, políticos y sectores  más altos aún. Es por esta razón del que se habla muy superficialmente de ello en los medios de comunicación. No dejan que se hable de ello.

Sin embargo seamos aún más claros: cuando hablamos de pedofilia no estamos hablando de un juego o de un vicio pasajero. Estamos hablando de raptos, de sufrimiento y tortura, violaciones, de asesinatos. Estamos hablando de las victimas que son niños y niñas desde que acaban de nacer hasta alrededor de los 16 años. Repito: sufrimiento, tortura, violaciones, asesinatos.

Este articulo que pongo en el enlace es muy, muy duro. Tengo 54 años y es lo que he leído de más duro en mi vida. La pedofilia muestra, en su gran desnudez, que este planeta esta dirigido por gente que pagan para ver morir a niños y niñas en gran sufrimiento. Muestra que este planeta esta dirigido por asesinos psicopáticos, que tienen poder y nombre. Muestra, sobre todo, como estas redes son la causa de raptos, violaciones y torturas de miles y miles de niños y niñas sin que nadie, absolutamente ningún político, haga nada para parar esto. Muestra corrupción, vicio, depravación.

¿Por que pongo el enlace a este articulo? ¿Qué puedo hacer, pregunto yo, con esta información? ¿Guardarla para mí? Mi conciencia, ya que tengo una, me dice que no. Mi conciencia me dice que esto tiene que salir al aire, tiene que saberse, tiene sobretodo que enfrentarse. Y que tiene que escucharse. Este articulo es también una puerta abierta a las voces de estas victimas, muertas o vivas o medio vivas, que tienen el derecho de ser escuchadas.

El articulo esta en inglés, contiene fotos, imágenes, diagramas. Es muy largo. Es un articulo denso, oscuro y tenebroso. No es fácil leerlo porque nos enfrenta a una realidad terrible, monstruosa. Pero es esta la realidad. De nada sirve volver la cabeza de lado. Lo podemos hacer, somos libres de hacerlo. También somos libres de dejar esta tierra en las manos de enfermos que acabarán destruyendo la humanidad. Lo están haciendo con los niños y niñas.

Hay que agradecer a los que han investigado este tema, valientes personas. Y al equipo Sott.net por su coraje de hablar de este tema en su pagina web.



http://www.sott.net/articles/show/244380-Beyond-the-Dutroux-Affair-The-reality-of-protected-child-abuse-and-snuff-networks-in-a-world-ruled-by-psychopaths

21/4/12

El Boer petrificado






¿Por qué lo mataste?
¿Acaso no sabes
el milagro de la vida,
la belleza del animal
este dios de la naturaleza?
No, no sabes nada, simplemente
porque no eres un humano
como nosotros.

De dónde vienes,
me pregunto.
No sois, ni tú ni tu raza
como nosotros.
No lo sois porque
simplemente
os falta la conciencia.

No sabes
por falta de humanidad
que has matado, y mataste
y seguirás matando
a la belleza, a la fuerza,
a la inocencia.
Que seguirás asesinando
como si la tierra fuese tuya,
capataz de mal augurio,
Boer petrificado, fantasma
de un pasado que sigue presente
de nuestra historia humana
como parada en el tiempo.


Con tu soberbia,
con tu orgullo,
con tu egoísmo,
eres una vergüenza,
símbolo de decadencia,
una vergüenza
sinvergüenza que eres.

Acaso no sabes
la belleza del marfil
que solo es bello
sobre su amo.
Acaso no sabes
que mataste como lo hicieron
los Boer en aquella época
y los viejos y asquerosos
aventureros sin moral
que despojaron la tierra,
que la sacrificaron,
que la violaron sin merced.
No, no sabes nada,
viejo payaso asqueroso
con tus millones y tu corona de papel
no sabes nada porque, simplemente,
no eres humano.

De donde venís,
tú y tu raza de microbios
con vuestras coronas de papel
y vuestros tronos de mierda.
Sois, desde inmemoriales tiempos,
presencia
de asquerosidades infinitas
profundas como es profundo
el infierno sobre la tierra.
Sois responsables
de todos los genocidios
de animales y de hombres
de injusticias y de robos,
de pillajes macabros
y vuestros actos
nos enseñan lo que sois,
sanguijuelas oscuras,
payasos tétricos,
cazadores de elefantes,
maltratadores de la vida
sobre esta tierra que no es vuestra.

Un día pagareis,
esta insolencia absoluta
vergüenza que cuadráis
a esta humanidad.

En el infierno iréis.

13/4/12

Un juego



Mi amigo Varín  (Conocimiento y Libre Albedrío) propone un  concurso muy especial, en el que nos anima a participar, divertirnos  y alomejor ¡ganar premios!

Se trata de  leerse un cuento breve y contestar a la pregunta que nos formula el autor de la idea, mandando nuestra respuesta a la dirección de correo electrónico que él mismo nos facilitará. Esta entrada tendrá inhabilitados los comentarios, para que nadie toque el tema y podamos reflexionar sin interferencias.
Aquí va el juego:



Hola,


Ahora sí es el concurso propiamente,
es decir, aunque los comentarios están deshabilitados ( por favor: quien publique en su blog que los deshabilite también ), para participar tendréis que enviar una respuesta a la pregunta final del texto, a la dirección de correo cuidadincyla@gmail.com
En ese correo cuyo asunto será concurso-adivinanza
debéis incluir además de la RESPUESTA,
Una DIRECCIÓN de correo físico, para recibir el premio.  [ sintiéndolo mucho, sólo puedo enviar a eso que llaman territorio español; si me toca la lotería ya incluiremos envíos al resto del globo ]

Así mismo, podéis añadir qué LIBRO o libros preferís ( el plural es por si coincidís, y se atenderá al orden de recepción de los mensajes para dirimir quien se lleva qué ) dentro de la lista que a continuación os detallo:

Los Nueve Peldaños   A. y D. Meurois-Givaudan

Serie Los Chamanes de México__Misticismo Indígena    Jacobo Grinberg-
Zylberbaum

Serie Los Chamanes de México__Psicología Autóctona Mexicana    Jacobo Grinberg-Zylberbaum

El Sonido del Universo    Guillermo Cazenave

Dersu Uzala    Vladimir Arseniev

Tao – Tê – Ching    Lao Tsé

Conversaciones con Dios III    Neale Donald Walsch

Conversaciones con Dios I    Neale Donald Walsch

Un Nuevo Mundo, Ahora     Eckhart Tolle

Las nuevas revelaciones  Una conversación con Dios    Neale Donald Walsch

Descubre Tu Destino con El Monje que Vendió Su Ferrari  Una fábula espiritual    Robin S. Sharma

La Vía del No Apego  La práctica de la Visión Profunda     Dhiravamsa

150 Cuentos Sufíes Extraídos de Al-Matnawi      Yalal Al-Din Rumi
Conversaciones con Dios II    Neale Donald Walsch

Donde las piedras son dioses  Viajes por las zonas prohibidas de la India     Norman Lewis

Relajación y Energía     Antonio Blay

El Corrupto Impecable  Fechorías de una víctima del hada gorrina     Javier Capitán

Palabras a mí mismo     Hugh Prather

Historia Universal de la Infamia    Jorge Luis Borges

El secreto de la flor de oro    C.G. Jung  y  R. Wilhelm

El Monje que vendió su ferrari  una fábula espiritual   Robin S. Sharma

Two Years Beside the Strait  Tangier Journal 1987-9    Paul Bowles

Jefes, cabecillas, abusones    Marvin Harris

Verso y prosa   Edición del autor       Blas de Otero

Psicomagia     Alejandro Jodorowsky

Arquitecturas de Adobe     Patrick Bardou  y  Varoujan Arzoumanian

La Conquista del Templo     Jacobo Grinberg Zylberbaum

El poder del espíritu  Conecta con tu sexto sentido     Rosemary Altea

La rueda de la vida    Elisabeth Kübler-Ross

Los perros del paraíso  Abel Posse

El museo desaparecido  La conspiración nazi para robar las obras maestras del arte mundial    Héctor Feliciano

Cartas de amor del Profeta   Adaptación de Paulo Coelho    Kahlil Gibran

Del Miño al Bidasoa   Notas de un vagabundaje     Camilo José Cela

La filosofía Perenne     Aldous Huxley

El viaje de Baldassare   Amin Maalouf



Y, ahora el cuento:


LA FAMILIA

“UNA FAMILIA VIVÍA EN UNA PENÍNSULA ALARGADA DE UN PAÍS NO EXCESIVAMENTE GRANDE.

LA FAMILIA LA CONSTITUÍAN LOS PADRES Y CINCO HIJOS Y, AUNQUE EL PADRE ERA QUIEN PROVEÍA DE ALIMENTO Y SOPORTE, ERA LA MADRE QUIEN EN REALIDAD DABA SENTIDO A LA FAMILIA.

LOS HIJOS ERAN TODOS DISTINTOS, PERO SE LLEVABAN MUY BIEN Y SE HABÍAN REPARTIDO LAS ÁREAS DE LA CASA DE FORMA EQUITATIVA Y COMPLEMENTARIA.

EL MÁS ALTO ERA EL MÁS CARIÑOSO Y, CURIOSAMENTE, EL MÁS PEQUEÑO ERA EL MÁS FUERTE Y EL QUE SABÍA TRASLADAR ESA FUERZA A LOS DEMÁS.

HABÍA UNO REGORDETE QUE ERA EL MÁS INTELIGENTE Y SABÍA HACER QUE LOS DEMÁS FUNCIONARAN AL UNÍSONO. POR ÚLTIMO HABÍA DOS QUE ERAN MUY PARECIDOS EN LO FÍSICO, PERO MIENTRAS UNO ERA EL QUE APORTABA EL EQUILIBRIO, EL OTRO ESTABA SIEMPRE EN LAS NUBES, VIVIENDO EN UN MUNDO DE FANTASÍA.

ELLOS FORMABAN UNA UNIDAD MUY FUERTE, TAN FUERTE QUE MUCHAS VECES IRRADIABAN UNA ENERGÍA ESPECIAL QUE LLEVABAN A OTROS HABITANTES DE ESE PAÍS E INCLUSO DE OTROS PAÍSES”.

ASÍ LA PREGUNTA:   ¿ QUIÉN ES ESA FAMILIA ?


Contamos con 5 días ( hasta el martes 17 ) para recibir vuestras respuestas a la dirección:
cuidadincyla@gmail.com
Y por favor, incluir el nombre o el “gravatar” con el que queréis ser referenciados en la entrada en que se publiquen las respuestas.

12/4/12

¿Nuestro futuro?

Ernest Descals

Extracto de mi diario de hoy:

…Malísimas perspectivas para España/Europa, tan malas que ayer tuve como una muy desagradable sensación que casi me hizo llorar de impotencia y rabia por todo lo que está pasando y pasará. ¿Acaso soy negativa? No creo. Las noticias que leo son terribles. Solo los libros me ayudan a alejarme, a ratos, de estos malos augurios que siento como pequeñas agujas sobre mí. Viviremos tiempos peores que cuando Franco, estoy convencida. Es posible que, y esto ha sido anunciado por el Presidente de la Comisión Europea, que si la gente, obreros de Europa, sigue pidiendo y luchando por sus más básicos derechos, regimenes militares se impongan  por toda Europa, esta Europa de las luces como muchos creen, ilusoriamente, que sigue en pié. Nada más falso que esta idea. La Historia se repite, generación a generación.

He aquí pues un articulo que he leído esta mañana sobre el tema. Después podéis seguir viviendo como si nada. O no.


6/4/12

Marta Brodeur (pequeño homenaje poético).


Para Lyne, con cariño





Marta



Marta Brodeur

El cielo.

Marta contempla el cielo, allá arriba, tan alto y espacioso, ¡tela de seda iluminada! Estudia las estrellas una a una, sobre todo las estelas. Una para un deseo, un deseo inmenso, blanco y tierno cual una nube de azúcar. Yo quiero ser feliz.


Ha pasado el tiempo, pero el cielo sigue igual y las estrellas también. Y cuando veo una estela pienso en ella, Marta.


Marta adolescente


Marta Brodeur.

Era guapa como todas las mujeres de aquella época, majestuosa, elegante, coqueta. Nuestras madres eran todas tan estilizadas, casi con aire de personajes de cine. Mirando las fotografías de aquel entonces es como si nos encontrásemos enfrente de artistas desconocidas, perdidas en una espiral misteriosa y silenciosa… Mirando a Marta veo una mujer con una energía azul, suave y fuerte a la vez, cual el mar en verano. Como todas las mujeres tuvo sus momentos de inspiración, de sueños por realizar, momentos nostálgicos donde todo parecía posible como parecía posible estirar los brazos y tocar las estrellas.

Marta la bella misteriosa

Marta con una hermana.



Juventud.

Muy pronto fue madre de sus hermanos y hermanas. El cielo, ¿seguía inundado de estrellas, me pregunto? La vida es como un retablo de pinturas sin terminar… Alegrías, penas, momentos extraños y frágiles donde todo parece escaparse de entre los dedos. Me gusta bailar, decía. Y bailaba, loca y libre y gacela salvaje y libre. Era una bailarina de ojos muy oscuros, profundamente intensos. Sus piernas volaban como si tuviesen, de repente, alas.





Marta, una mariposa.
He conocido aventureras, capitanas de barco, amazonas, luchadoras, y he conocido a Marta, Marta la mariposa herida. La conocí un sábado de septiembre en un hospital, sentada sobre una cama su mirada igual de bella que en las fotografías que su hija me ha prestado. Me sonrió, de esta sonrisa de mariposa herida y suave. Recuerdo de haberle apretado la mano. Su amabilidad y su simplicidad. No sabía entonces que un día yo sería su nuera. No sabía que estaba en frente de una mujer extraordinaria, muy valiente. La vida, que es un sendero luminoso, nos permite encontrarnos, a veces, con ángeles.


Marta en el Hospital Grâce-d'Arc.


¡Quiero bailar!

Le gustaba bailar con sus bonitas piernas, piernas que mi esposo ha heredado, piernas de gacela feliz, piernas bien formadas con unos pies de estatua griega, piernas que un día ya no bailarían más, ya no caminarían mas, no sentirían más, no volarían más. Ella bailaba y sus pies golpeaban el suelo al ritmo de una música alegre, casi tribal, sus pies saltaban nerviosos, sus músculos energéticos, su cuerpo como el de un animal feliz. Los chicos la admiraban sobre todo Maurice que un día seria su marido hasta el final de su vida.

Marta y Maurice.




Marta y Maurice con Claude


La vida, simplemente.

Se casó, tuvo hijos, tres, los educó de la mejor manera que pudo. A veces, por las tardes, bailaba el rock-en-roll con Maurice y los críos reían. Era un tiempo como parado, un tiempo fuera del tiempo, un tiempo de búsqueda, de momentos duros, de dificultades, de limpiar y planchar. Adoraba colgar las sabanas sobre la cuerda afuera, en el patio, mirarlas  volar en el aire con la brisa matinal. Quizás imaginaba velas sobre un océano blanco o alas de albatros acariciando las riberas.




Marta.

Conocí a Marta en un hospital, ajustada en una cama hasta el final de sus días, paralizada de los pies a la cabeza, sonriente, suave, tenaz, fuerte. Tuvo varios hombres en su vida, Jerry el amable y triste, Terry el japonés. Enamorados de ella, de su vitalidad a pesar de sus alas rotas. Ella controlaba  su prisión clara, tan clara como un cielo lleno de nubes blancas.

Marta y Terry.

Marta y Jerry.




Un suspiro.

Un día cayó en el suelo, mientras iba de compras, otro día haciendo la cama. Se quedó sobre el suelo como un animal herido hasta la llegada de Maurice. En tres años todo fue como dicho, su cuerpo  helado en un muro donde hasta los suspiros ni tienen sentido.



Marta, simplemente.

La conocí y la perdí, un pájaro ha volado sobre mi cabeza, rozándome el pelo.


Marta y Maurice.






François, Claude, Lyne, Maurice y Marta






5/4/12

Marthe Brodeur (Petit hommage poétique)



Pour Lyne, avec tendresse.





Marthe Brodeur

Marthe Brodeur

Le ciel.


Marthe regarde le ciel, là-haut, si haut et si grand. Et si spatial, toile de soie illuminée! Elle compte les étoiles, surtout les étoiles filantes. Une pour un souhait, un souhait grand et blanc et tendre comme un nuage de sucre. Je veux être heureuse.

Ça fait longtemps de ça, si longtemps mais le ciel est resté le même, les étoiles aussi. Et quand je vois une étoile filante je pense à Marthe.

Marthe adolescente.


Marthe Brodeur.

Elle était belle, comme toutes les femmes de cette époque-là, majestueuse même, élégante, coquette. Nos mères avaient toutes un style artistique, presque cinématographique. On dirait, à voir les photographies de ce temps, d'être devant des actrices inconnues perdues dans une spirale mystérieuse et silencieuse… A regarder Marthe je vois une femme  d’une énergie bleue, douce et forte à la fois, telle la mer en été. Comme toutes les femmes elle a eu des moments rêveurs, nostalgiques où tout semblait possible comme il semblait possible d’étendre les bras et de toucher les étoiles.


La belle Marthe.


Marthe avec une de ses soeurs.


Jeunesse.

Très tôt elle est devenue mère de ses frères et sœurs. Le ciel, était-il encore inondé d’étoiles, je me demande ? La vie est comme une suite de peintures à demi-finnies… Des joies, des peines, de moments étranges où tout semble fuir puis revenir. J’aime danser, qu’elle disait. Et elle dansait à la claquette, folle et libre et gazelle sauvage et libre. Elle était une danseuse aux yeux très noirs, profondément intenses. Ses jambes volaient comme si elles avaient, tout à coup, des ailes.



Marthe, un papillon.

J’ai connu des aventurières, des capitaines de bateau, des amazones, des lutteuses, puis j’ai connu Marthe, Marthe le papillon blessé. Je l’ai connue un samedi de septembre dans un hôpital, assise sur un lit le regard aussi beau et aussi intense que jadis sur les photographies que sa fille m’a passé. Elle m’a sourit, de ce sourire de papillon meurtri et doux. Je me souviens de lui avoir serré la main. Sa gentillesse et sa simplicité. Je ne savais pas qu’avec le temps elle deviendrait  ma belle-mère. Je ne savais pas que j’étais devant une femme extraordinaire, très courageuse. La vie, qui est un sentier lumineux, nous fait rencontrer des anges, parfois.




Marthe à l'Hôpital Grace-d'Arc.



Je veux danser !

Elle aimait danser de ses belles jambes, des jambes que mon époux a hérité, des jambes de gazelle joyeuse, des jambes bien formées aux beaux pieds de statue grecque, des jambes qu’un jour s'arrêteraient de danser, de marcher, de sentir, de voler. Elle dansait et de ses pieds Marthe frappait doucement et tenacement le plancher aux rythme d’une musique allègre, tenace et presque tribale, ses pieds sautillants et nerveux, ses muscles pleins d’énergie, son corps comme celui d’un animal heureux. Ses frères et sœurs claquaient des mains. Les garçons l’admiraient, surtout Maurice qui un jour serait son mari jusqu'à la fin de sa vie.


Marthe et Maurice





Marthe et Maurice, avec Claude


La vie, tout simplement.

Elle s’est marié, a eu des enfants, trois, les a élevés avec ce qu’elle était capable de donner. Parfois, les soirs, elle dansait le rock-en-roll avec Maurice et les enfants riaient. C’était un temps comme arrêté dans le temps, un temps hors du temps, un temps de quête, de moments durs, de difficultés, de lavage et repassage. Elle adorait étendre le linge sur la corde à linge, voir les draps voler au mouvement doux de la brise matinale. Peut-être qu’en regardant les draps elle imaginait des voiles sur un océan blanc, ou des ailes de albatros frôlant les rivages.





Marthe.

J’ai connu Marte dans un hôpital, encagée dans un lit jusqu’à la fin de sa vie, paralysée de la tête aux pieds, souriante, douce, tenace, forte. Il y a eu plusieurs hommes dans sa vie, Jerry le gentil et le triste, Terry, du Japon. Amoureux d’elle, de sa vitalité malgré ses ailes rompues. Elle ordonnait et dirigeait sa vie de sa prison claire, aussi blanche qu’un ciel nuageux.

Marthe et Terry.

Marthe et Jerry.


Un soupir.

Un jour elle est tombée en allant faire ses courses, un autre jour en faisant son lit. Est restée par terre jusqu’à l’arrivée de Maurice. En trois ans tout était comme dit, son corps comme gelé dans un mur où les soupirs n’ont même plus de sens.





Marthe, tout simplement.


Je l'ai connue puis je l'ai perdue, un oiseau est passé sur ma tête, frôlant mes cheveux.


Marthe et Maurice.



François, Claude, Lyne, Maurice et Marthe.