23/1/10

El diablo y Haití













Estudiemos esta cara: el lenguaje corporal es como el espejo del alma. ¿Qué dice? ¿De que habla?

Pero, me pregunto preocupada, que estará haciendo el señor Bush con esto de Haití. ¿Cómo es posible que el caradura de Obama le haya dado alguna responsabilidad? Eso, hay que tener caradura, hay que ser muy cínico. Aunque a mi edad ya no me sorprende nada: se que la infamia no tiene límites. Y la hipocresía y la maldad tampoco no tienen límites. Son pozos negros infinitos. Obama ha actuado como le han dicho de actuar, sabemos que es una muñeca sin mente a las ordenes de los grandes Bancos y las multinacionales y de algunas familias aristócratas. Y también sabemos, sin que nos produzca pena alguna, que Obama ha vendido su alma al diablo.

Y el diablo existe. Aquí tenemos el resultado del diablo, en esta ciudad zona cero, en esta ciudad destruida, en estos más de cien mil muertos, y los que morirán. En este presente de Haití está la mano del diablo, sus dedos avaros y soberbios y avariciosos y pegajosos y manchados de sangre; el diablo bajo diferentes mascaretas: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Francia, Estados Unidos, Canada, España, ONU, OMS… en la miseria de Haití esta la mirada del diablo, mirada sádica y sin piedad, mirada burlona, mirada despreciativa, mirada irrespetuosa. Como estos tres, de la foto de arriba.¿Quién dice que el mal no existe? El mal esta presente en el dolor de Haití, ahora y desde siempre. El Mal está en estos pastelitos de tierra que los haitianos comían, a falta de poder comer. El mal esta en el querer la ignorancia para poder abusar y abusar y abusar. Hitler sigue vivo. En estos tres de arriba hay la mano del diablo que lo quiere todo para él, abusón y malvado.


El señor Bush ríe, a escondidas, casi se le escapa esta risita maligna. Parece un niño travieso pero no lo es. Es un asesino, el señor Bush es un hombre que tendría que ser juzgado por crímenes contra la humanidad. El y muchos otros. Y sin embargo aquí lo ven, casi riendo de la miseria de Haití. Y dice casi burlón: ya se que personas quieren dar mantas, agua… pero no, lo que necesitamos es CASH, dinero. Y vuelve a repetir: enviarnos vuestro dinero. Just send your cash…