17/3/11

Nuestro futuro sin luz



¿Es que nos estamos dando cuenta de lo que esta pasando?


Nos están atacando desde todos los frentes: por aquí una posible guerra mundial. Por allá terremotos. Más allá unas radiaciones nucleares que harán de este planeta un camino hacia la extinción. Porque no olvidemos una cosa y que es muy seria: la radioactividad es una asesina que no tiene remedio. Tenemos el ejemplo de Chernobyl. Si miramos atentamente Chernobyl vemos que la tierra, en Chernobyl, sigue muerta, sin vida, y esto para centenares de años.


No se si estamos concientes de lo que esta pasando. ¿Acaso nuestros padres fueron concientes de Hiroshima y Nagasaki? Aquello debió ser una puerta al despertar del peligro nuclear, al despertar de nuestro futuro sobre la tierra. Pero no. No paso nada. Aquello ocurrió tan lejos, pensaron nuestros padres inocentemente. Y en este caso, ser inocente es firmar un contrato de muerte, con el diablo.


No somos concientes de nada, en particular no hemos aún analizado por que el mundo sigue este rumbo de destrucción y de desgracia. Si solamente parásemos de mirar la tele, que nos distrae con tanta fuerza de la realidad. Si solamente tuviésemos el tiempo de mirar lo que nos rodea, estudiar los que dirigen este planeta y que lo hacen tan mal,  estos comediantes del caos y tan adictos al deseo de hacer sufrir y de dañar. Veríamos que estos psicópatas han tomado la rienda de nuestras vidas y que nos hacen andar en un camino que no tiene salida. Y vamos caminando, ciegos, impertúrbales y tozudos.


No, no nos damos cuenta de nada, ni del dolor de nuestros vecinos ni de la razón de tanto dolor, de tanta miseria. Ya que lo que tendríamos que hacer es contestar a esta simple pregunta: ¿Por qué? Pero no lo hacemos. Ya no somos capaces de reaccionar. Y cuando un animal no es capaz de reaccionar tampoco es capaz de sobrevivir.


Como no somos capaces de recapacitar ni de reaccionar estamos perdidos. Nuestra especie, la especie humana, pasara. Desapareceremos. La radioactividad nuclear nos matará a todos, y esto es nuestro futuro. Un campo muerto, sin vida, sin luz.


Es muy triste pero es así.


3 comentarios:

Franki dijo...

Hola Lydia, disculpa que no te visite todo lo que quisiera. Últimamente paso mucho tiempo en Vilamaniscle, un pueblo del Alt Empordà y no hay Internet y apenas cobertura de móvil :(
Nunca nos damos cuenta de lo que realmente pasa Lydia, no nos interesa porque entonces tendríamos la obligación moral de luchar por un cambio. Ahora nos asustamos porque Occidente esta en una profunda crisis. Un Terremoto a golpeado a un país poderoso y encima este esta amenazado por la contaminación radioactiva. Accidentes y situaciones que de una u otra manera, desde hace muchos años están sufriendo millones de seres, sin que casi nadie se plantee que hacer y nos parezca muy lejano.
Estos días no ha cambiado nada, todo sigue su curso,en una larga progresión hacia un futuro incierto que nadie quiere aceptar.
Mira el mundo es como Sodoma y Gomorra y la lucha individual para cambiarla no nos dejara vivir la parte de vida que nos corresponde, corremos el peligro de convertirnos en estatuas de sal.
Creo que debemos aprovechar lo que en estos momentos la naturaleza nos ofrece para dar un poco de sentido a nuestra propia vida.
Un fuerte abrazo, Lydia

Lydia dijo...

Tienes mucha razón, pero entonces qué hago? Hago como si nada? Me digo: otra tragedia más, vale? No se! Claro que tienes razón, mira como esta Africa, la pobre. Y bueno, todos los paises del tercermundo. Claro, ahora estamos mirando Japon y dentro de un mes lo habremos olvidado. Y luego vendrá otra tragedia y de nuevo volveremos a llorar. Pasó lo mismo con Haiti. Pero hoy, hoy mismo son los japoneses que estan sufriendo, entre otros. y mi mirada se ha posado sobre ellos y sobre la tragedia que les toca vivir.

Y sobre nuestra tragedia, porque todo esta unido y todos somos dependientes los unos de los otros. Y más: sobre como estas tragedias sirven a los despotas que mandan este mundo. Esto tiene que acabar, no? No me vale la respuesta que siempre ha sido así. No la acepto.

Yo disfruto de la naturaleza cada día y cada día la aprecio más y más. Es algo sin precio, es un milagro poder disfrutarla. Y no sabes como estoy agradecida de ello.


Espero que estes descansando y pasando un buen tiempo con tus perros. Un abrazo y gracias por haberte acordado de mí. :)

Lola dijo...

Lydia, no cabe duda de que hay mucha inmadurez en las personas. Si pensaran de verdad lo que se avecina estarían como menos asustadas. Si no pensamos, si no actuamos, llegará el final de nuestra civilización. Un beso Lola