1/3/11

Fahrenheit 451



En 1966 François Truffaut hizo su mejor película, a mi punto de ver: Fahrenheit 451.


Esta película fue realizada cuando aún no habíamos pisado la luna (si es que realmente la pisamos en 1969). Fue hecha cuando no existían aún los ordenadores particulares ni teníamos idea de lo que era el Nuevo Orden Mundial. Yo siempre he pensado que Fahrenheit 451 hablaba de un mundo imaginario, futurista pero improbable. Me equivoqué.


Fahrenheit 451 habla de nosotros pero no en el futuro, si no mas bien en un ahora que será nuestro futuro si no hacemos nada para cambiar el curso de las cosas.


Un hombre, en la película, de repente empieza a despertarse. Y a hacerse preguntas. En el mundo de Fahrenheit 451 los libros están prohibidos. Nadie puede leer so pena de ser arrestado. Y los libros son quemados. Los libros, en el mundo de Fahrenheit, son símbolo de nuestra Historia. Son, ni más o menos, el saber que puede liberarnos. El poder, en Fahrenheit, no quiere de gente que sepa, que sienta, que se haga preguntas, que sabiendo, se rebelen. Lo que importa es la propaganda, la desinformación y el silencio.


Nunca me hubiese imaginado que esta obra de Truffaut fuese, hoy en día, tan actual y tan importante. Se habla mucho de la película y de la obra 1984. Truffaut hizo algo parecido, una critica muy sutil sobre lo que se acercaba a paso de liebre sin que apenas nos diésemos cuenta de ello. Si en el Siglo pasado esta película parecía de ciencia ficción, hoy ya no lo es. Hoy es una película muy reflectiva sobre lo que somos, sin darnos cuenta de ello. Y lo que seremos.


Hay hombres y mujeres libres, también en Farenheit 451, y gracias a ellos hay esperanza.


Esta película es una pequeña joya olvidada. Y es por esto que hay que mirarla, verla, vernos en ella y reflexionar sobre nuestro presente y futuro. En la película se queman libros, hoy tenemos el peligro de que un día los psicópatas decidan quemarlos también, y también quitarnos el Internet, fuente de saber y de aprendizaje. El mundo de Farenheit 451, no lo olvidemos, es nuestro mundo. Es el aquí y el ahora pero estamos tan atontados que no lo vemos. Pues ya es hora de despertarnos.


http://www.youtube.com/watch?v=aWFmKt9NVMw

2 comentarios:

Alejandro Kreiner dijo...

Vi la película hace muchos años y me impactó. Hace poco la volví a ver y ya me pareció más normal... los tiempos cambian.

Saludos.

Lydia dijo...

Hola Alejandro, claro, ahora la ves desde este mundo presente, muy parecido al de la pelicula. Lo que pasa es que hay gente, mucha mayoría, que no se dan cuenta de que estamos viviendo en un mundo como el de la pelicula.

Saludos,