9/4/10

Sobre Obama, las Torres Gemelas y otras reflexiones


Es inquietante oír en las noticias que nuestro gobierno apoya la política de Obama en todo. No solamente con lo relacionado con la prisión de Guantánamo pero en otros temas, como el Cyber-terrorismo, la seguridad en los vuelos (debe tratarse de los scanners) o de las cuentas bancarias de futuros viajeros. Es inquietante porque Obama es el personaje, a mi punto de ver y no soy la sola en pensar esto, más asqueroso de la historia del siglo XXI: el futuro fascismo que viviremos pasará por Obama y se extenderá en el resto del mundo. Y no tardará mucho.


Otro hecho inquietante es hablar con hombres y ver lo ignorantes que son en relación a todo lo que nos rodea: que sea sobre chemtrails o sobre economía. Si les preguntas como ven el futuro económicamente, responden que todo parece ir bien… que Alemania está volviendo a crecer, que saldremos de la crisis de aquí a dos años… Yo los escucho, soy una persona bien educada y sé que cada uno está en el lugar que tiene que estar, cuando hablamos del despertar. Cada humano decide o no de ser una persona despierta o una persona dormida. Es así.


Y no ven que la cosa empeora porque les da miedo afrontar una realidad muy negra, aunque esta realidad sea el futuro de sus nietos. No desean hacerse preguntas, esto equivaldría a cambiar y a ver que esta realidad es todo una mentira y que nuestros gobiernos, que estemos donde sea, no nos aman.

La situación está tan mal que mismo los grandes analistas que ven las cosas con ojos de águila están temiendo lo peor: esta situación que acabará, económicamente y socialmente, por explotar y llevarnos a la guerra. Esto no lo digo yo, lo dicen los expertos. Hay que empezar a informarse con expertos y parar de escuchar el noticiero mentiroso de la tele y de la radio. Hay que leer, informarse con seriedad, prepararse a la hecatombe que se aproxima y que nos arrojará en la ola de un tsunami espantoso, “la peor crisis económica de la humanidad” como afirma Webster Tarpley. Hay que aceptar que este Nuevo Orden Mundial quiere eliminar un 90 por ciento de la populación. Y lo harán porque es esto lo que tienen planeado, que lo crea la gente o no. Y hay que empezar a mirar el cielo y ver los chemtrails, veneno que tiran y que contamina todo: el aire, las nubes, los campos, los bosques, los ríos, el ecosistema, la humanidad.

Tengo un amigo muy inteligente y que quiero mucho pero cuando le hablo de estas cosas se pone histérico y dice que le doy pena. El es un seguidor de la historia oficial. Para él todo lo que veo y pienso son tonterías. Son imbecilidades insensatas. Para él, ya lo he dicho y no solo para él, cuenta la historia oficial. Los gobiernos están para protegernos. Y yo siento pena, también, de ver que hay personas que se creen este cuento.


Quizás no podremos hacer nada contra este plan del Nuevo Orden Mundial, no se. O quizás si. ¿Quién sabe? La gente se va despertando. La gente empieza a abrir los ojos. En el tema del terrorismo por ejemplo, empezamos a descubrir que el 9/11 fue una falsa bandera, un acto terrorista planificado desde el interior de los Estados Unidos con la complicidad de una gama extensa de personas y organismos y que a ciencia cierta los terroristas que nos pintaron no fueron ellos los que hicieron el golpe. Las verdades van saliendo. Para muchos este atentado que abrió de mala augura el siglo XXI fue una catarsis que les abrió también la mente y empezaron a ver las cosas de otra manera, empezaron a cuestionar el gobierno, los gobiernos, las políticas, la guerra. Descubrieron que la realidad era falsa, ha sido siempre una falsedad. Y sigue siéndolo.


Yo aconsejo de leer dos libros para entender lo que esta pasando, hay muchos pero estos dos volúmenes los he leído y me han hecho entender con más claridad el mundo en el que estamos y la situación que padecemos. Esta situación económica tan desastrosa y provocada por los grandes bandidos de los grandes bancos no es gratuita, no es un error ni un problema de dinero pero si de robo intencionado y que irá en crescendo hasta que lo aplaste todo y nos vendan la guerra como única solución. Todo lo que esta ocurriendo hoy en día esta relacionado entre si, Obama y los atentados de las torres gemelas incluido. No hay nada fortuito. No hay nada casual. Tenemos que empezar a mirar el mundo tal como es, con la mirada bien abierta y objetiva y empezar a unir cabos, empezar a ver que todo hace parte de un plan, de una estrategia, de un proyecto.





Y sobretodo no nos tenemos que desanimar. Estamos viviendo un momento especial en la historia de la humanidad, es decir, la humanidad está en un precipicio. Estamos todos en este precipicio, al borde. Muchos nos damos cuenta de ello y es un desafío guardar el equilibrio. Se trata de un equilibrio a muchos niveles, a la vez espiritual como de sobre vivencia, de re-aprendizaje, de re-apropiación de algo muy serio que es nuestra libertad, de despertar, de conciencia, de redefinición de nuestros valores. Es inmensamente rico este momento aunque sea peligroso. Es una gran aventura, y mejor vivirla lo más intensamente posible, despiertos y unidos. De lo contrario todo se irá en el fondo del vacío y la humanidad entera desaparecerá.






4 comentarios:

Franki dijo...

Hola Lydia, me temo que por mas que denuncies el sistema que nos gobierna y manipula, no vas a cambiar el destino de la humanidad. Lo que comentas de tu amigo es la realidad que nos rodea...un sinfín de realidades, tantas como corrientes de opinión y manipulación que es muy difícil de modificar, nadie dejara el Real Madrid o el Barça por que crean que no lo hacen bien, criticaran o no su equipo, pero nunca lo abandonaran.
La vida es así y los humanos también, ahora, durante la guerra de los cien años, la inquisición, el problema con los curas pederastas y los miles de asesinatos de cualquier dictadura.
Nuestra vida es muy corta y la humanidad muy larga, creo que sin dejar de estar informados y conservando nuestro criterio, no debemos de olvidar que la humanidad ha vivido miles de años sin nosotros y seguirá haciéndolo después de nosotros o tal vez no.
Creo que deberíamos conservar unas parcelas de nuestro pensamiento libres de estas interferencias reales pero inevitables a nivel personal y dedicar momentos para reencontrarnos con la escasa felicidad que esta aún a nuestro alcance.
Un fuerte abrazo, amiga Lydia

Lydia dijo...

Cuanta razón que tienes, Franki... Pero es que me hace tanta rabia! No creas: nunca me he sentido tan feliz porque se que todo esta a punto de estallar y vivo cada instante lo mas intensamente posible.

Somos hormigas, una brisa, sin importancia sobre este planeta nuestro. Pero que rabia que unos cuantos decidan que esto tiene que ser un infierno. Enfin, que le vamos a hacer.

Un abrazo muy fuerte, amigo,

amelia dijo...

Querida lidia, mientras la mano que mece el mundo este oculta y con poder seguiremos asi, pasando por tontos, porque nos dicen tonterias para callarnos, nos dicen lo que les convienen, y se hace eco omiso a lo que no, y esa es la verdad,
cuando esto estalle, ellos pensarán que su dinero les hará fuera del alcance de su explosión, poruqe ellos si saben la verdad, pero con dinero se creén a salvo de ella, cuando todo cambie, porque esto estallará sin duda, tambien les arrastrará a ellos y entonces vendrá las mea culpas y porque no actue de otra manera, mientras viven felices cuando muchos lo estamos pasando muy mal por el cambio que ya esta caminando entre nosotros, en fin, que cuando llegue ese dia, que cada palo aguante su vela.
un saludo,

Lydia dijo...

Yo solo espero esto, Amelie: cuando esto estalle que ellos sean los primeros en caer en el pozo, en este precipicio y que el demonio se los lleve en el infierno, su lugar ya que son unas personas sin alma. Que se pudran, que sus huesos no vuelvan mas a vivir. Que se transformen en roca. Que desaparezcan a jamas de esta humanidad. Ellos primero, demonios en forma humana que son.

Esto estallará y que se salve el que este preparado. Los otros, los que miran las corridas de toro... que el viento se los lleve.

Un abrazo,