23/3/10

Mentiras escabrosas y salvajes


Tengo tendencia a ponerme muy nerviosa cuando escucho discursos de políticos, más aún cuando escucho discursos hipócritas y cínicos. En política el cinismo me despierta la rabia porque en el cinismo de los políticos, o mejor dicho, detrás del cinismo yo veo las consecuencias, es decir las victimas. Y siento humillación y vergüenza.

Los americanos, los políticos americanos, son unos hipócritas y unos mentirosos. Pero dentro de sus propias mentiras podemos ver lo que piensan y lo que están decididos a hacer. En este discurso de la señora Clinton, este discurso altanero y lleno de amenazas, entendemos dos cosas muy importantes: una, que los americanos apoyan a Israel; dos, que la amenaza a Israel es Irán. Pero estas dos afirmaciones llevan en sí otra más: si la amenaza al estado de Israel es Irán, habrá que atacar a Irán.

Aplausos, hipocresía, mentira: este es el panorama de la política de Obama. Espectáculo patético y muy peligroso porque la política fascista de Obama (que es la política de los grandes bancos) es una política soberbia e inhumana, es una política de guerra, de destrucción y de aniquilación. Ya sabemos lo que han hecho en Irak, los americanos. Y lo que han hecho en Irak lo quieren hacer ahora en Irán.

Mentira cuando esta señora rubia dice que los Estados Unidos buscan la paz, el dialogo. Preguntemos a los palestinos si esto es verdad. Mentira cuando dice que el peligro es Irán: el peligro en la región es Israel. Mentira cuando afirma que Irán quiere hacer de lo nuclear un arma bélica. En la región, es Israel la que tiene más de 200 cabezas nucleares preparadas para atacar a Irán. Mentira cuando dice que Irán tiene que parar de importar y exportar armamento: ellos, los Estados Unidos ahora están llevando armamento en la isla británica de Diego García, para seguramente atacar a Irán.

Obama, dice Webster Tarpley, es un Duce (Mussolini), un fascista. América está perdiendo su credibilidad como democracia ya que con Obama ya no lo es. Y sigue siendo, América, un país explotador, sanguinario, maquiavélico y extremadamente bélico. Se creen los amos del mundo. Y dónde están los americanos solo hay destrucción y dolor.
En Irán hay petroleo, como hay petroleo en Irak. Los americanos no soportan que Irán decida a quien vender SU petroleo. Los americanos quieren apoderarse de todo. Sufren de la gula, en este caso de una gula sangrienta, espantosa y salvaje.

Yo pienso en Irán, aislada del mundo. ¿Qué pasará?



2 comentarios:

Franki dijo...

Estados Unidos no ha cambiado ni cambiara los demócratas y republicanos son perros de la misma camada, tienen muy clara cual es su política que solo cambiara cuando se les va de las manos, como sus manipulaciones en Sudamérica.
Si, Israel es el peligro nuclear en Oriente proximo, ellos han sembrado de cizaña y muerte todo el territorio. Saben que dividiendo a los árabes, los tienen controlados y a los pobres palestinos, no solo les quitaron sus tierras hace años, sino que poco a poco con todo el descaro y permiso de los americanos le van arañando lo poco que les queda.
Pero tampoco pienses que los politicos de nuestross paises son mejores, quizás no han tenido ocasión de ser mas malos.
Un beso

Lydia dijo...

Mucha razón te doy, amigo Franki. Si te fijas, en ningun momento esta señorona asquerosa pronuncia la palabra "palestino". Y has visto como el resto de la gente aplaude? Y la cara que pone esta rubiona. Es que me parece de una incultabilidad enorme. Que descaro. Es para tirarle un pastel de nata podrida en la cara. O un zapato, francamente!

Un abrazo,