19/3/08

Amen

Todos los años es lo mismo y en la tele solo nos pasan las aburridas e infantiles películas de gladiadores y de romanos. Siempre lo mismo: Jesús y la Pasión y el dolor y la cruz. Pobre Jesús... Si almenos nos mostraran un Jesús valiente, fuerte, luchador, leader. Y es que fué esto, sobre todo. Y estoy un poco cansada de que me lo muestren siempre sufriendo, clavado en la cruz. Estoy cansada de este mensaje de dolor y de impotencia.

Yo propongo, Laika, la película Amen: en ella hay tanta fuerza y tanta bondad y hay estos dos hombres que en un momento extraordinario de la historia de la humanidad encontraron la fuerza de Jesús dentro de ellos. Uno fue un militar. El otro, un cura muy valiente.

Amen es una película que fué una historia real y que denuncia la complicidad de la Santa Iglesia Católica y Apostólica con el regimen Nazi.

En todas las épocas han habido hombres valientes, íntegros, luchadores, como fué Jesús en su tiempo. Esto me gustaría ver, en estas Fiestas de Pascua. Quiero ver Jesús fuerte, rugiendo de bondad y de osadía. No lo quiero ver más humillado en una cruz. Si hay que seguir un ejemplo, para trabajar por la paz y la justicia, sigamos ejemplos de hombres que han vivido Jesús luchando, buscando, preguntando y sobre todo, desafiando.

Señor Constantin Costa-Gavras: muchas gracias.



6 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Lydia: Hace un ratito hojeaba la revista con la programación de la TV para esta Semana Santa, y pensaba: "¡Otra vez Quo Vadis!¡Otra vez Barrabás! ¡Otra vez...!", jajjajjaja.
Coincido plenamente con tu idea: la de mostrar un Jesús vivo, fuerte, el gran revolucionario que fue, ¿o acaso hay algo más revolucionario que el AMOR, así con mayúsculas?
Muy buen post, bello tu blog como siempre y Laika, un sol.
Cariños y Felices Pascuas!

Lydia dijo...

Hola Raquel, que gracia! Siempre las mismas peliculas, como si no las hubiesemos visto nunca y hace 30 años que las ponen, ja ja ja. Me había olvidado de Barrabás, con Antony Quinn. Y la Tunica Roja, con el asqueroso Charlton Heston (es un gran amante de las armas...) y Ben Hur, otra con el artista amante de los fusiles... Sin olvidarnos de Jesus Crist Superstar! Bailando el yeye... Ja ja ja. Para coger la tele y tirarla a la basura, sencillamente.

Felices Pascuas a tí tambien, poetisa.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Lydia:
Acaba de borrárseme todo lo que había escrito para ti. Cuando eso me pasa, casi nunca reescribo lo que estaba poniendo. Parece que lo que estaba diciéndote era una tontería.
Decirte sólo que te conocí en el blog de Raquel y que me gusta cómo reflexionas. Tú tienes toda esa fuerza que le han quitado a la figura de Jesús en esas películas que detestas. Un abrazo:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Querida Lydia: En este post, que vuelvo a leer hoy, hablás de una película excelente, "Amen".
Hay dos películas que me gustaría haber visto programadas en estos días, y, por supuesto, brillaron por su ausencia. Las cuento entre mis favoritas: "Jesús de Montreal", de Denys Arcand, que retrata la contraposición entre el mundo material y los valores espirituales, y "La última tentación de Cristo", de Martin Scorsese, basada en la novela de Nikos Kazantzakis. En la introducción de la novela, el autor sostiene que la tentación más fuerte que puede tener un hombre es la de ser un hombre común, suponiendo que Cristo pudo haberla tenido y que, sin embargo, la venció.
Todos tenemos esa tentación de ser comunes, cuidar nuestra quintita sin preocuparnos por la del vecino, y vencerla, comprometerse y hacer para cambiar las realidades agobiantes es duro.
Todos tenemos herramientas para hacer de este mundo un mundo distinto: usarlas es vencer esa tentación de comodidad, de vivir con los ojos cerrados sin ver lo que sucede alrededor (me puse lennoniana, para variar).
Un abrazo enorme y felices Pascuas!

Lydia dijo...

Raquel, gracias por tu aporte. Si, yo tambien conozco estas dos peliculas, Jesus de Montreal es bastante buena, y la de Scorcese es muy buena tambien. Los mensajes son humanos y eternos. Muestran a un Jesús humano, de carne y hueso, con sus debilidades y su fuerza. Ya sabes que cuando salió la peli de Scorcese los catolicos fanaticos la criticaron muchisimo, hasta querian impedir que la gente entrase en los cines. El fanatismo es lo que impide a la gente evolucionar.Los fanáticos impiden que las sociedades avanzen y se puede ser fanático sin poner bombas. Hay tantos tipos de fanatismo. Los catolicos fanaticos son igual de fanaticos que los musulmanes, cuando salió el libro de Rushdie, Los Versos Satánicos. El fanatismo impide ver a un Jesus humano, a nuestra semejanza, o impide que nos veamos como Jesus, porque esto querría decir que podemos cambiar el mundo, lo que quiso hacer Jesus y tambien Mahomet. Total amiga, que seguimos en el tiempo de la oscuridad. Aún tiene que llegar el siglo de las luces y estamos muy lejos de ello. Mi amigo Black Eagle tiene tanta razón: estamos totalmente ciegos.

Un abrazo y feliz domingo.

Jose Manuel dijo...

Lydia,tu has dicho que como no po nian por la tele la pelicula AMEN,pero ¿como dices eso?pues por la misma razon que impedian la entrada a los cines en Jesus d Montreal y La ultima tentacion.No le han hecho ni puto caso los dirigentes de la iglesia,en su momento,a los que denunciaban insistentemente,¿como van ahora a poner esa peli