11/3/08

Prohibido Olvidar




¿Laika, qué seriamos sin la memoria?

Laika, yo no quiero olvidar. No quiero olvidar porque no me da la gana olvidar.

Sin memoria no soy nadie.

No me olvido los mártires de los campos Nazis, dónde murieron más de 14 millones de personas. Entre ellos, 6 millones de judíos.

Y recuerdo, aunque yo no había nacido, las dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

No quiero olvidar y aunque quisiese no podría. La memoria hace parte de mi humanidad. Sin memoria seria como un vegetal.

Recuerdo:

Los soldados mártires de la carnicera Primera Guerra Mundial.

Bhopal.

Las victimas del dictador Francisco Franco.

Los mártires haitianos de François Duvalier, y de su hijo Jean-Claude Duvalier. El hijo sigue vivo en alguna mansión, en Francia.

Los torturados del sanguinario y cínico Pinochet.

Thomas Sankara, el Gandhi de la África Negra. Asesinado por un compañero y por la tradición, que no acepta el progreso y la valentía.

La invasión de la pequeña isla de Granada por las fuerzas Americanas y la ejecución de Maurice Bishop.

El millón de victimas del infernal régimen de Pol Pot.

Las víctimas del loco Yosif Stalin.

Las miles y miles de muertes que se están produciendo en Irak desde la invasión de los Estados Unidos.

Los niños-escudo del fanático Ayatolla Komenei.

El millón de muertos en el Rwanda.

Las cien mil personas que mueren cada día de hambre o por causa de la hambruna.

Y hoy, hoy en especial, las victimas del tren de la infamia ocurrido hace sólo 4 años, aquí, en España.

Y hay más. Tanto más que podría parecer una pesadilla surrealista. Sin embargo es la realidad.

Hoy Laika, pero no solamente hoy, desde mi más profunda interioridad, la promesa, para mi salvación, de nunca olvidar.

12 comentarios:

Chapellina dijo...

Yo tampoco quiero olvidar porque cuando desaparece lo que esta guardado en nuestra memoria perdemos por completo lo que somos.

Prohibido Olvidar ;-)

Lydia dijo...

Chapellina, prohibido olvidar, tienes razón, y si permites voy a cambiar el titulo de la entrada y voy a poner este. Gracias! :)

CAMINO INCIERTO dijo...

Buenísima esta llamada de atención
Como dice Mario Benedetti que el olvido está lleno de memoria.
Por todas estas víctimas ,por su sacrificio,la sociedad va cambiando y las mentalidades también,aunque sea poco a poco.Les debemos agradecimiento porque perdieron lo más valioso,que es la vida.

La foto con Laika es magnífica,sin desmerecerte ,ella es preciosa.Besos

nieve dijo...

Si olvidamos, volveremos a cometer y vivir los mismos horrores.

Un beso

Chapellina dijo...

Con gusto Lydia. Un beso ;-)

Lydia dijo...

Amigas, gracias por vuestros comentarios.

Muchas veces, leyendo sobre las penas que sufrieron los soldados de la Primera Guerra Mundial, que ya casi nadie recuerda, he sentido como un contacto con ellos, algo casi místico. Es como si sus voces estuviesen aún presentes, para recordarnos tantas cosas, y una de ellas para hacernos tomar conciencia que sus muertes crearon un camino, y este camino es el que estamos pisando. Pasa lo mismo con el resto, Africa y su sufrimiento y sus muertes tambien son voces que nos tendrían que despertar. Todas las victimas son voces que hay que escuchar.

Laika es muy, muy guapa!

Un besito y que paseis un buen dia.

Anónimo dijo...

Lydia,muy bueno,muy en su momento,pero muy depresivo tambien.Yo todos los dias recuerdo lo de los nacis,es lo que mas recuerdo aumque tambien los otros que conozco (algunos de los que mencionas no tengo informacion,o los desconozco en absoluto)en una epoca de mi vida me afecto tanto que era una obsesion,hoy no es ya una obsesion,pero cuando algo lo saca del archivo del cerebro,tardo muchos dias en acallarlo.Es bueno recordarlo,muy bueno,pero no para mi,mi situacion es la contraria pues siempre esta muy presente,como ya dije,inclusive cuando conozco casos de situaciones hasta ese momento desconocidas,las hago tan mias que me parece como si yo ya hubiera sufrido por ellas desde siempre,sera la conciencia cosmica.Lo tengo todo muy presente absolutamente,y tu vela es una llamada de atencion para otra gente que tengan apagada esa luz en sus conciencias

Lydia dijo...

Anonimo, la empatía es amor y el amor cambiará el mundo. si no tenemos empatía no podemos hacer nada. Ahora bien, creo que además de empatía tenemos que tener información, debemos estar bien informados de lo que está pasando alrededor nuestro para ser capaces de responder, de actuar. No es necesario sacar una pistola. Hay que saber decir no a la injusticia.Esto es un buen comienzo. Pero cuidado: tenemos que saber a que decir NO.

Si tenemos miedo de sentir dolor por los otros nunca sabremos lo que pasa realmente. La empatía cosmica existe, yo ya lo dije cuando hablé de los soldados de la Primera Guerra. Pero si me pongo a llorar con ellos no los escucho. Ellos no quieren que yo llore. Ellos lo que quieren es que los escuche.

Un abrazo,

Black Eagle dijo...

De esto llevamos hablando varios días, pero al revés. Estos canallas que enumeras tuvieron la suficiente habilidad para rodearse de un grupo de fieles ejecutores de sus desalmadas órdenes, y así poder cometer sus fechorías contra el pueblo indefenso.

Ahora haría falta otro lider pero con la conciencia contraria, que en vez de hacer daño produjese un cambio positivo en la conciencia de la gente, a fin de hacer de éste un mundo más justo y feliz.

Pero siempre habrán más malos que buenos y ya se encargarán de que los objetivos benéficos no prosperen, porque no son rentables para sus propósitos demoníacos.

Como siempre un placer leer tus mensajes.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Lydia:
Estoy de acuerdo contigo en que no podemos olvidar estas atrocidades para que no vuelvan a suceder. Lo curioso es que hay personas en este mundo deseosas de que algunos de estos regímenes regresen. Yo no lo entiendo, pero bueno, el ser humano es así de complejo. Yo creo que en muchos casos se trata de falta de información, y en otros, de pura maldad.
Como dijo José Martí:
Partamos, soldados del amor, los hombres todos"
Besitos:
Tadeo

Imagine Photographers dijo...

Lidia, encendemos tres velas por ti y por tus palabras, ratificamos en nosotros mismos lo poco que sabemos hasta donde es capaz de llegar el hombre en la crueldad, tres besos para ti !

Lydia dijo...

Imagine, gracias por los tres besos!