30/6/09

Vacancy







Este verano he hecho una broma a mi hermana, Laika. A veces soy traviesa, como tú…



Le dije que para su cumpleaños le enviaría una película muy romántica. Mi hermana es así, le gusta este tipo de cine. Yo, como sabes Laika, odio las películas románticas. A mi me gustan las películas de terror.

Así que le envié Vacancy pero le dije que era una historia sentimental y fantasiosa, de esas que se miran con una botella de champán y un novio. Y así le escribí en la postal: no te olvides del novio dónde podrás apoyar tu cabecita sobre sus hombros.

Mi hermana me creyó y preparó una cena, invitó a su novio y empezaron a mirar Vacancy. Una película de terror, quizás la mejor película de terror que he visto estos últimos años. Es decir, de estas que si la miras tienes que advertir a tus vecinos que si oyen gritos no llamen a la policía, que no pasa nada, que solo eres tú gritando porque miras una buena película de terror.

Vacancy es un guiño, también, a la tan conocida Psicosis de Alfred Hitchcock. Pero va más allá, va mas lejos, es más moderna, más cercana a nuestra realidad. De todas maneras he revisitado a Psicosis y es una obra maestra, con los ingredientes perfectos del terror, entre ellos el suspense, un arma que Alfred Hitchcock enseñó como utilizarla. Decía el gran maestro que había una diferencia entre la sorpresa y el suspense. Y ponía el siguiente ejemplo: Una bomba tiene que explotar. Supongamos que el espectador esta viendo una escena donde se ven espectadores en un cine. Si hablamos de sorpresa lo que ocurrirá en la escena es que de repente explota una bomba. Esto es una sorpresa, nadie se lo esperaba, nadie había anunciado la explosión. Pero si hablamos de suspense, el espectador ya sabe de antemano que una bomba explotará en la sala de cine de la escena que está viendo. ¿Cuando explotará? ¿En que momento? Esto es suspense.

El terror, el terror bueno en el cine, es el suspense al límite, sin concesiones. No es sadismo. Hoy en día se hacen muchas películas que son sádicas, ni más ni menos. En las buenas películas de terror no es necesario ver cuerpos descuartizados, sangre, cabezas despedazadas, tripas o tendones cortados con hachas. El suspense es más delicado y a la vez más potente. Es más inteligente porque juega con tus nervios y no es repulsivo.

Vacancy también ocurre en un hotel, como Psicosis, y también tiene su hilito de humor negro. Pero es una película que no te deja suelto, te amarra y te suelta al final. Es muy buena.

Aquí pongo los créditos de la película, o como dicen en inglés, The Opening Sequence. Es excepcionalmente buena esta obertura, aunque solo se vean palabras y se escuche una excelente música. Pero este comienzo ya indica lo que va a venir: El laberinto que se ve al final de los créditos ya es una especie de advertencia. Y también yo advierto que tus nervios acabarán hechos polvo si te atreves a ver la película hasta el final.




9 comentarios:

amelia dijo...

Vaya que bromista eres, yo también soy asi con mis hermanas, ja, pero no me gustan las pelis de nuevo,
Me encanta laika, es preciosa, yo tengo un perro, Avalon uqe me ha dado mucho cariño a cambio de dejarme sin cholas y sin muchas cosas mas, no aprende, no aprende,
pero ya no lo puedo quitar de mi vida, lo quiero sencillamente.
El relato no es ficción, pero lo pongo así, poruqe ya llevo mucho tiempo con la historia y también porque quien te conoce se preocupa, o piensa que todo lo que escribo es lo que siento, pero son solo palabras en un momento, esas fueron de borrachera de madrugada, amen, jajaja
ya me pasaré por tus cuentos, me gusta tu estilo y tu manera de expresarte, nos vemos, saludos,

Lydia dijo...

Hola Amelia, bienvenida a nuestro blog. Dime, como es eso que no te gusta el cine?

Ja ja, Laika cuando me la dieron tenia dos meses y me rompió y destrozó una cantidad bastante grande de libros, pies de mesa y de sillas... estuvo unos 3 años muy muy mala. Pero ahora es muy obediente y francamente es una excelente perra. Bueno, su raza es excelentisima! La mejor raza de perros! je je je (digo esto porque Laika se pone contenta al oirme...).

Lo mismo para mí cuando escribo cuentos, hay siempre una fina linea entre realidad y ficción y esta linea es interesante de vivirla. Y cuando pasas la linea, lo he notado muchas veces, es como liberarte de la realidad y entonces puedes ver las cosas desde otro punto de vista, desde el punto de vista del narrador. En fin de cuentas el narrador es como el guia interior, y es una buan persona. :)

Hasta pronto amiga, y que todo te vaya bien.

Un abrazo,

Chapellina dijo...

Ay que buena broma. Lástima que no la puedo implementar con la mía porque a esa le gustan tanto las románticas como las de miedo. Me ha gustado, aunque no vi el video porque ya voy a dormir y luego me dan pesadillas jeje (es un secreto ok)

Cuidate!!

Lydia dijo...

A que si, Chapellina? Mi hermana se merecia esta broma. Dios mio, tu hermana... que le gusten las pelis de horror es una lata, habrá que pensar en otra cosa.

Que pases un buen dia, hadita!

Alejandro Kreiner dijo...

No me gustan las películas de terror... me dan terror.

Saludos.

Franziska dijo...

Perdona que no haga ningún comentario a tu entrada. Mi intención es comunicaros que me han concedido plaza de balneario y que voy a estar fuera unos días. Que volveré a ponerme en contacto con todos y que no os olvido. Con afecto.

Franki dijo...

Hay Lydia! las pelis de terror me dan pánico, me hacen sufrir y después no puedo dormir y miro debajo de la cama por si estuviera el malo o la mala:). Pero a la broma me apunto...ya me contaras si el novio se tuvo que quedar toda la noche para quitarle el susto:):)
Un fuerte abrazo

Ricardo Guadalupe dijo...

A mí me encantan las películas de terror, las buenas, claro. Me vienen a la cabeza clásicos como La profecía, La matanza de Texas (1974), La semilla del diablo, La noche de los muertos vivientes (1968),... Más recientemente la que más me ha impactado ha sido Funny games (la versión austriaca de 1997). Su director, Haneke, manipula la mente del espectador hasta llevarla a la angustia y el fatalismo. Eso sí, no he llegado a acabarla de ver, porque mi capacidad de disfrutar con el suspense tiene un límite.

Me pregunto por qué me gustarán las películas de terror, supongo que es porque me gusta emocionarme y que me fluya la sangre rápido, que me sorprendan y que despierten mi curiosidad. Además, las situaciones que plantean son extremas, y realizadas con gran imaginación. Proponen el análisis del lado más enfermizo y oscuro del ser humano, y por otro lado elevan a las posibles víctimas a la categoría de héroes. Son interesantes, las buenas, insisto.

Un abrazo nada terrorífico

Lydia dijo...

Hola a todos,
pues es normal, las peliculas de terror estan para dar terror. Yuppi!!!

Ricardo, gracias por tu visita. Te voy a confesar que yo tambien tengo un limite a mi propio terror y hay peliculas que no puedo ver hasta el final. A mi me gustan por lo que tu dices, el lado oscuro de una situación, como estar en medio de una pesadilla. En realidad tengo que confesar que me gusta tener pesadillas, que alivio cuando me despierto! Y que buena directora de pesadillas que soy, porque mis pesadillas son increibles.

Hay dos peliculas que NO ACONSEJO DE VER y son las siguientes: "ILS" es una de ellas, en francés y me arrepiento de averla visto porque durante varios dias siguió el impacto, es una pelicula terrible además porque fué un hecho veridico. Está muy bien hecha pero es terrorrifica. POR FAVOR, HABLO EN SERIO, NO LA MIREIS. Ni a mi hermana se la he enviado. Hay un limite.

La otra pelicula es esta: "L´Homme qui voulait savoir" (el hombre que queria saber), primera versión, versión creo de Suiza. Nada que ver con la versión americana. Tambien sufrí muchisimo, al verla y dias despues. POR FAVOR, NO LA MIREIS. Mi madre quería verla y le prohibí hacerlo. Cuando os digo que no la mireis es un consejo de amigos, allá vosotros.

Francki, el novio de mi hermana es más miedoso que mi hermana. Mi hermana dijo que pasó mucho miedo pero tambien dijo que es una pelicula muy bien hecha. Yo la he vuelto a mirar, no por pasión malsana al terror pero para estudiar como lo han hecho para hacernos tanto miedo. Los trucos, quiero decir. El cine es un arte y es un arte que sabe mentir tan perfectamente. Es manipulador, y me gusta ver como me manipulan en una buena pelicula de terror. Las mayorias de las peliculas que se hacen son tan simplistas, y uno vé tan claramente los topicos. Esta pelicula es... diferente. Y buena.

Un abrazo para todos y que disfruteis del verano.