17/11/09

Sentido común










Felices aquellos tiempos donde éramos niños buenos, y nuestros padres se ocupaban de nosotros cuando estábamos malitos, y sentíamos que nada nos podía pasar, que un angelito siempre, siempre nos protegería.


Felices aquellos tiempos donde no teníamos acceso a la información, e íbamos un poco ciegos por el mundo y no nos hacíamos preguntas. Yo era la primera en creer en la maravillosa fuerza de los antibióticos y de las vacunas. Creía inocentemente, como cuando era una niña buena, que los médicos solo me querían sana y en salud. Buenos tiempos. Fui la primera en vacunarme aplicadamente de la vacuna contra la Hepatitis B, y mi marido también ya que íbamos de viaje a África. A mi no me pasó nada pero mi esposo tiene la Múltiple Esclerosis provocada por la vacuna de la Hepatitis B.


Ahora (pero ya hace tiempo) he decidido ser una niña mala.


Eran tiempos felices aquellos, creíamos que el mundo era justo, que el Organismo Mundial de la Salud era un buen organismo, no éramos concientes de tramas, de redes interiores, de juegos, de escándalos. Yo estaba convencida que los gobiernos luchaban por la paz en el mundo, la justicia. Pero el mundo sigue igual, no hay paz en el mundo y cada día mueren millares de niños de hambre, de sed, de enfermedades pandémicas que nadie cura y me pregunto: ¿Qué hace a este respeto el Organismo Mundial de la Salud?


Triste mundo en el que vivimos pero mucho más realista, y mucho más, a mi punto de ver, interesante. Porque ya no soy una niña. Ahora soy adulta. Ser adulto es tomar responsabilidad de uno mismo. Ir a buscar información, tomar decisiones justas y en toda conciencia. Y utilizar un poco el cinismo. Y el sentido común.


¿Qué es lo que hace la OMS para salvar a todos estos niños de la miseria? Esta es una pregunta que nos tenemos que hacer. Y tenemos que buscar respuestas. Porque de lo contrario seguiremos en la ceguera. Seguiremos actuando como niños inocentes que esperan el biberón, la salud, el bienestar de parte de los otros. Seguiremos creyendo el el Papá Noel, en los Reyes Magos, en todas las tonterías que nos han dicho para tranquilizarnos. Nos han tranquilizado, vale, pero ya no tenemos 10 años. No hay nada más fuerte que la libertad y esto quiere decir ser adulto. Y no hay nada más difícil que ser un adulto libre.


Volvamos a lo de las vacunas. Yo no sé si hay una conspiración o no, no entro en este juego de ideas. Yo solo sé que gente muy recta y muy profesional dicen que esta vacuna no es segura. Entre estas personas alguien muy cerca de nosotros, la doctora Teresa Forcades. Ahora se dice que la gente no ha ido a vacunarse porque una monja supuestamente con ideas de conspiración ha hablado en contra de las vacunas. Cuando solamente lo que ella ha hecho es informar sobre IRREGULARIDADES en el tema de las vacunas y de la OMS. Es lo único que ha hecho. No ha hablado de conspiración. Ha dicho: cuidado, hay que estar atentos. Y ha dicho algo muy importante también: hay leyes que se están aprobando para proteger a las compañías farmacéuticas de ser perseguidas en caso de que estas vacunas hagan daños colaterales, efectos secundarios que podrían provocar enfermedades como la parálisis, problemas neurológicos, la tan conocida Guillem-Barré, o la muerte.


También dijo algo muy importante que no debemos olvidar: cuando empiecen a morir personas de la supuesta pandemia de la gripe A (H1N1) preguntar siempre lo esencial, en este caso: ¿es que la persona ha sido vacunada de la gripe A?


Pero también nos aconsejó, Teresa Forcades, de no perder el sentido común, es decir de no entrar en el juego del pánico que muchos quieren que vivamos.


Lo único que debemos hacer es quedarnos en expectativa, no actuar bajo presión y utilizar esta sabiduría interior que todos tenemos: el sentido común y la calma. Informarnos, leer entre líneas, buscar respuestas, hacernos preguntas. No parar de indagar. Esto es lo interesante, esto es lo que libera.








GRIPE A - VERDADES ESCONDIDAS from MIZAR-PETRUS on Vimeo.













7 comentarios:

Franziska dijo...

Pues sí, puedes haber encontrado el quid de la cuestión. El problema -desde mi punto de vista- es que la actual vacuna no tiene aún los suficientes "avales de idoneidad" cosa que, naturalmente, preocupa a muchas personas. He optado por no vacunarme, en principio, este año y eso que soy, por mi edad, un sujeto de riesgo. Ya ves, han muerto dos niñas hace pocos días, completamente sanas, no han superado la gripe por sí mismas. No habían sido vacunadas. No se lo que todo esto puede significar, no soy consciente de la situación porque encuentro informaciones muy diferentes, nada coincidentes, esa es la verdad.

Así es que he optado por no preocuparme. Que sea lo que Dios quiera. Ya me va llegando la hora de cualquier modo y espero no tener que irme lamentando no haberme vacunado. En unos meses saldremos de la duda. Entretanto, hay otras cosas que mencionas, entre ellas el hambre, mucho más merecedoras de mi atención.

Un abrazo.

Lydia dijo...

Creo que por lo que estamos viendo, hoy en dia es mejor no vacunarse porque estas vacunas segun gente profesional no es buena ( y no solamente es la doctora Forcades que lo dice, pero medicos, cientificos, hasta farmaceuticos y esto en todas partes del mundo.) Hay un problema evidentemente cuando estas demasiada informada, y es que ya no sabes por donde mirar.Puedes empezar a dudar, a perderte... Es un trabajo que yo considero intelectual y a la vez animico: leer, ver, escuchar y sobretodo escuchar tu intuición. Si uno esta perdido, preguntarse a si mismo: que me dice la intuición? La intuición aclara en muchas veces te puede salvar la vida. Creo que es lo que has hecho, has reflexionado y tomado una decisión. Esto es importante en tiempos de crisis, de malestar, de panico.

Gracias por tu aportación, amiga. Yo tampoco me voy a vacunar, ya somos dos! jajaja


un abrazo,

Maripaz Brugos dijo...

Muy interesante lo que cuentas y la conferencia de los doctores que lo explican muy bién.

Yó, he optádo por nó vacunarme, no me fío ní un pélo...

Tu post, está lleno de sabiduria y sentido común.

Besos

Luciernaga dijo...

Solo a modo de encuesta diré que a mi tía que tiene 84 años su gerontólogo le ha dicho hoy mismo que no se vacune de la gripe A.

Un abrazo

§ 555 §

Anónimo dijo...

Aqui tienes una clara explicacion del montaje en Ucrania. En Mexico sirvio en su tiempo para meter a la gente en casa un 1 de mayo y evitar las enormes protestas que se esperaban...

http://www.4shared.com/file/155301645/f7e5cd62/el_montaje_de_gripe_en_UCRANIA_.html

senses or nonsenses dijo...

te noto un poco obsesionada con la gripe A. como una gripe normal, algo más fuertecita, con vómitos los días días de fiebre alta. y ya, completamente recuperado.
ya no tengo que pensar en la vacuna.

un abrazo, que virtualmente no contagia... ;-)

Lydia dijo...

Senses, bienvenido a mi blog.

Senses, alomejor me he expresado mal, o no me has entendido bien. Pero yo no estoy obsesionada por la gripe A. Estoy preocupada por la vacuna. Son dos conceptos totalmente diferentes. Se perfectamente que cuando uno tiene una gripe se cura estando en casita, en la camita, bebiendo mucho liquido y con un buen libro. Las vacunas... es otro tema, y es otro tema extremadamente peligroso para la salud, sobre todo estas vacunas que se han preparado en dos meses. Esto si que es preocupante y esto si que podria obsesionarme.


Un saludo,