3/6/08

The way we were





¿Te acuerdas, Luisa? Fuimos a ver la película juntas, teníamos 15 años… y éramos tan felices y tan niñas y tan mujeres ya… Y desde entonces, esté donde esté, al escuchar la canción siempre pienso en ti. Y es como si el espacio que nos separa se volviese a unir, como por magia. Y te vuelvo a ver. Y vuelvo a ver aquellos años, aquellos años que fueron tan nuestros, tan abiertos, tan intensos. Fuimos lo que fuimos, locas y maravillosas. Alegres, aventureras, locas, amigas locas.


Tú sabes muy bien, amiga, que nunca me gustaron las películas románticas. Y sin embargo esta película, a su manera, me marcó mucho. Me impactó el personaje inteligente y vivo que hizo Bárbara: un personaje luchador, valiente, inteligente, justo. Y me impactó de ver que una pareja también podía acabar en amistad. O que una pareja podía amarse mucho y luego separarse.


Nunca más he vuelto a ver la película de nuestros 15 años, de aquellos nuestros años tan simples y complicados a la vez, aquellos años dónde aprendimos a andar en el mundo de los adultos, y siempre juntas tú y yo, siempre juntas.


¿Dónde estas amiga? Desde hace más de 20 años no sé nada de ti. Un día te llamé por teléfono, te invité a la representación de Yerma, tenía tantas ganas de compartir aquella mujer con tigo, aquella fuerza. Y no viniste y desde aquel día ya nunca supe de ti.


Los años, aquellos magníficos años de ilusiones y de aprendizajes, han pasado, pero siguen en nuestras venas, Luisa. A veces respiro y vuelvo la cabeza y te veo, riendo, insegura, amorosamente bella, tu brazo sobre el mío.


Te quiero, Luisa.


7 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Bellísimo, Lydia.
Quiero pedirte disculpas si estos días intentaste acceder a mi blog y no pudiste. Lo tuve cerrado para evitar que me leyera una persona muy cruel, que me perturbó y me hizo mucho daño. Ya me siento un poquito mejor y podés pasar cuando quieras.
Un gran abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Lydia:
Tú también andas un poco perdida. Leerte me ha tocado el corazón y me ha hecho recordar aquella canción de Dyango que dice:
"Porque es mejor querer y después perder, que nunca haber querido, estés donde tú estés, te recordaré, y estarás conmigo".
Estas personas especiales de nuestras vidas, no nos habandonan nunca. Fueron, y por tanto son y seguirán siendo.
Besitos:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Paso a dejarte un beso enorme y a agradecerte cada una de tus palabras.
Cariños!

Imagine Photographers dijo...

Hola Lydia, veo que andas con nostalgias, a mi también me rondan estos dias, tropece con unas fotografias antiguas y se me ha encoggido un poquito el corazón...son cosas que pasan pero como dice jose tadeo es mejor sentir la perdida que no saber por quien llorar.
Un abrazo muy muy fuerte

Adry dijo...

Hola Lydia y Laika... a Laika quizas debería decirle guau guau jajaja...

Las amigas de la infancia... ¿hay que contarlo no?... que huellas!!!

Oye creo que tu y Laika se divertirán en el blog de mi amigo jon http://lavidadejon.blogspot.com/

Un besito

☆Chapellina dijo...

Lydia, espero que encuentres a tu amiga. Oye, sí quieres pásame por e-mail su nombre completo. Conozco una página donde puedo buscar a ver si de casualidad está ahí registrada, pues hay gente de todas partes del mundo. La página se llama Facebook.

:)

Lydia dijo...

amigos y amigas,
disculpo de no haberos contestado a vuestras visitas.Estoy cambiando de casita y esto lleva mucho, mucho trabajo. Laika ya está muy nerviosa pero prefiere el nuevo alojamiento ya que podrá correr en el bosque y escuchar los pajaritos alegres y los saltamontes traviesos. Os agradezco mucho de vuestros comentarios. Yo no se si el la edad, Imagine, pero tienes razon, estoy a veces muy nostalgica. Más que la edad, sería "la entrada en edad", :) que siempre cuesta.

Chapelina, gracias por tu aporte. LUego te envio un email con el nombre de esta amiga mía. Yo he buscado mucho por Internet pero no la he encontrado.

Adry, bienvenida a mi blog.

José Tadeo, gracias por tu visita.

Raquel, siempre es un placer leerte, espero que estés bien.

Un abrazo para todos vosotros,