28/4/11

Una nueva Tribu




Sentaditos enfrente de la tele no vemos nada y es lo que quieren los todos poderosos que se creen los amos de este mundo. Que no veamos nada, ni la tierra ni el sol. Porque el sol esta en plena acción, aquí tengan las pruebas de este amigo bloguero que tuvo la audacia de fotografiar este dios de energía y vitalidad.

Y también aqui, otra reflexión sobre el sol.




Sentaditos enfrente de este aparato inventado por los todos poderosos no somos capaz de reaccionar ante todo esto que esta ocurriendo, ni tampoco somos capaces de hacernos preguntas ni buscar las respuestas. Hace muchísimos años conocí una monja de ya mucha edad que no paraba de afirmar que la tele era una “invención del diablo”. Yo en aquel entonces solo me reía de ella, pensando que estaba medio loca por decir estas tonterías. Y sin embargo cuanta razón tenía.



Una invención para hacer de nosotros unos deshumanizados, de los pies a la cabeza. Es lo que quiere el diablo, que vendamos nuestra alma. Ni más ni menos. Esta historia es vieja como el mundo. Y el diablo lo esta consiguiendo.



Pero no de todos y esta es la buena noticia. No todos aceptamos de vender nuestra alma a estos todos poderosos, insectos que lo quieren controlar todo, sobretodo nuestros pensamientos y sentimientos. Para hacer de nosotros un ejército sin ojos.




Hay una Tribu que se esta formando de gente abierta, que cuestiona y que no acepta bajo ningún concepto ser sujeto de. No se trata de personas que en vez de mirar hacia aquí miran hacia allá. Porque allá es igual que aquí. Todo esta corrupto e infiltrado por esta maquinaria de los Insectos, que lo controlan todo, hasta la disidencia. Esta Tribu mira hacia arriba, es decir hacia abajo, hacia dentro, hacia la oscuridad de uno mismo que es la oscuridad (o claridad) del Cosmos. Esta Tribu comparte intuiciones, sueños, filosofías, cuestionándolo todo. Esta Tribu esta harta de las mentiras pero sabe muy bien que las mentiras es otra falacia, que lo que hay que estudiar no son las mentiras pero las verdades.



¿Haces parte de esta Tribu? ¿De estos viajantes sin techo ni tele? ¿De estos solitarios que pasan a veces noches en vela encontrando sentido a todo este sin sentido?



Si hay un cambio, y lo hay dicen los descendientes de los mayas, llegará con el Sol, este dios supremo de voz potente y de fuerza indestructible. Estamos viendo estos cambios en la Tierra. Somos testigos, los que no miramos la tele, de muchos cambios y empezamos a ligar cabos. Y también somos testigos de un cambio más sutil, interno, de esta luz interna que nos ilumina el camino, apartando sombras y abriendo otras fuentes, otras puertas, otros senderos. Es maravilloso.

9 comentarios:

cuidadincuidadin dijo...

Hola¡

Me encanta el aire que se respira por aquí,
paz,
sosiego,
y búsqueda de una aproximación objetiva a la realidad,

no a la irrealidad.

Ah¡ Claro¡
Por fin estamos con la tribu.
[ lo intentamos antes, pero no lo lográbamos (infructuoso]

Gracias por tus aportes

Abrazos

nadiemejorquenadie dijo...

Pues ala Lydia, ya te lo has ganado.
Esta entrada en tu blog dándole una oportunidad a la esperanza ha hecho un hueco en mi blog y yo pido la solicitud formal a la tribu, aunque reconozco no ser muy tribal y tu quedas ingresada en la querida tropa conspiranoica.
Todo gracias a Varín
Un abrazo a los dos.

Lydia dijo...

Nadie, jajaja, hoy mismo te iba a poner parte de mis "tribulantes"- pues a ver cuando construimos una nave y pacachuta. Gracias por tus comentarios.

Varín tambien muchisimas gracias por tu aportación. Yo siempre he tenido la impresión de tener una visión negativa o pesimista (ya no se ver la diferencia) de esta realidad nuestra, o mejor dicho, de una de estas realidades nuestras pero si dices que te sientes bien en este espacio me alegra mucho. Quizas desde que como carne me siento mas positiva ;) menos triste, no sé. Algo tiene que pasar en los cielos que nos da animos de ir indagando, buscando y "contactando" con otros tribulantes. Todo despues de todo es sincronicidad!

Un abrazo para los dos, de parte de Laika (que tambien hace parte de la tribu) y de parte mía,

Anónimo dijo...

Qué preciosidad, Lydia.

Wow.


Abrazos,

Miguel


(no sé que decir, volveré a leerlo, para quedar mudo todo el día)

Lydia dijo...

Miguel, muchas gracias y por favor no te quedes mudo esto seria horrible! Necesitamos tu voz y tu... mirada.

Digamos que un cierto fotografo de los cielos y del sol me ha inspirado (se dice así en castellano?). No puedo decir su nombre, soy tan timida... Pero ya sabes de quien estoy hablando: de tí.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

Uff, sigo mudo, pero ya no tanto, jeje.

Lo estoy pasando mal con el tema de una gatita que lleva toda la vida conmigo. No sé por qué me pone triste el tema, cuando yo definitivamente sé con todas mis fuerzas por dentro que no hay nada que se pierda jamás. Lo sé con datos, lo sé por experiencia, experiencias, testigos, amigos, ... pero se me rompe el corazón.

Hoy la voy a recoger de la clínica. Vamos a otra, pero creo que lo mejor será simplemente pasar a ver ese doctor, presentarnos y que nos ayude a poder pasar este último tramo en condiciones y con dignidad.

Es que se me caen las lágrimas al escribir esto. Pero necesitaba decirlo, y llorar un poquito.

Deseo que pronto se acabe esto en nosotros. El tener que sufrir por nosotros mismos, o por no aguantar ver sufrir a quienes amamos, o salir a un mundo que durante muchas generaciones sólo iba a peor a cada segundo, a peor en ese sentido además, dónde el dolor se ha vuelto tan grande, que me da miedo empezar a llorar de verdad.

Bueno, ya me han salido algunas lagrimones, inspira-respira-inspira-respira... va, un poquito mejor.

Sé que lo llevaremos bien la nena y yo. Aunque ahora no lo pueda ver, sé que todo está bien.

Me hubiera gustado que ella viera ese cambio aún esta vida, pasar juntos, y esas cosas. Egoísta que soy, será eso.

Hay tribus dentro de tribus. Cuanto más al núcleo vamos, mayor es el potencial de energía del amor. Amar en esa zona es entregarse a sus gigantescas tormentas y fuerzas.

Muchas veces pienso que el milagro no es que estemos vivos a pesar de todo lo que hicimos/hicieron con nosotr@s. El milagro es que podamos, siendo humanos, adentrarnos en esa zona del Amor, en ese núcleo de energía ilimitada, cabalgar por sus olas y huracanes, reír al viento, y al bajar/salir no quedar reducidos a polvo inmediatamente.

No creo que haya muchos seres capaces de eso, y ya pueden vivir en las sociedades mejores del universo, tener la tecnología más avanzada, contar con los mejores servicios para absolutamente todo. Quienes - los humanos - hayamos tocado sólo de refilón incluso la zona del núcleo de todas las tribus, ya no servimos a nadie más que a ese núcleo, y lo hacemos de corazón.

A veces, como en estas semanas, a corazón abierto y hecho unas piltrafas. A veces, y también como en estas semanas, con el corazón en un puño y a sabiendas que hemos desvelado otro poquito de lo poquito que queda para instaurar-restaurar el mundo que todos sabemos que existe.

Por eso me quedé sin voz el otro día, Lydia. Por eso hoy me he vuelto a quedar sin voz, pero he sido valiente y con los mocos sonando he articulado lo que me quemaba por dentro.

Ahora es un quemazón más suave. Me siento mejor. Sé que os hacéis cargo, y que me acompañáis. Lo sabía siempre, pero ahora lo sé con ganas, con unas ganas increíbles que no caben en este cosmos, ni en ninguno que esté por crear o creado.

Os quiero. Y haré todo lo que esté en mi poder para que ese viaje al núcleo vuelva con la sonrisa instalada en todas las caras humanas de este, y de otros mundos.

Otro lagrimón. Pero ya uno solitario. El lagrimón que esperó demasiado en salir, y cuando resbala por la mejilla, ésa le dice: "Quillo..., a ver si madrugamos más".

El día que sepamos leer en una lágrima la biblioteca de Alejandría, las tablas de Ur, las oscilaciones de Schumann, los mundos de Escher, la música de Bach, ... ese día será el de la última lágrima perdida en alguna mejilla.

Y ese día, por cojones, lo haremos existir.

Abrazos,

Miguel


(lo de por cojones lo siento. Muy adentro lo siento. Si fuera mujer diría lo mismo. Espero no haber ofendido a nadie).

Lydia dijo...

Miguel, a mi no me has molestado en absoluto con esto de los cojones ya que yo soy, muchas veces, muy mal hablada. Esto ponia nerviosa a mi madre que le hubiese gustado que me casase con un principe. Me decia que yo a veces parecia un conductor de camión. Y te lo digo sinceramente me hubiese gustado conducir un camión. Poder ver todos los paisajes conduciendo, los cielos, los atardereceres. Alomejor me hubiese dado cuenta que el cielo estaba cambiando, hubiese prestado mas atención. He tardado mucho en fijarme en el cielo, en las nubes.

Lo siento mucho por tu gatita. Cada animal tiene su tiempo en esta tierra, y si es hora de que deje esta segunda suya dimensión pues hay que aceptarlo aunque duela. Yo tuve una gata que vivió conmigo 23 años. Ellos nunca se van totalmente. Ya no estan fisicamente pero su energía sutil queda, nos acompaña, nos ayuda a vivir. Por la noche los llamo a todos, y les ruego que se asenten alrededor mio sobre mis sabanas, estos espiritus animales. Vienen y me miran con amor, y este amor luego yo puedo darlo, ofrecerlo. Me conocen mucho estos espiritus, se quedan quietos, me estudian, me miran mientras leo y tomo mis pastillas homeopaticas y de vez en cuando levanto la mirada y ahí estan, un perro que amé con pasión, mi gata esta de 23 años, otra perra, una perrita de la pradera, tambien hacen parte de la tribu y tambien participaran, los espiritus y los vivos, en el cambio. Ya que no estamos solos. Y tienes razón, es un milagro que estemos con tanta energía con lo mucho que nos quieren ACHAFAR. Yo soy muy fuerte y a veces me pregunto porque. Nunca estoy enferma, llevo la sangre de mis antepasados paternos en mi cuerpo, gente valiente, generosa y dudosa de los medicos y de todos los poderes.

Buena suerte Miguel, que todo te vaya bien con la gatita y gracias por tu aportación.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

Hola estupenda camionera mirando cielos!

Se merece que se cuenta la historia de hoy. Fuimos a buscarla, y la vi esperándome. La llevamos a otra clínica, y la cosa no pinta bien, por lo que ahora está en casa y me haré cargo. Si hay posibilidad, lo decidirá ella y a gusto. Si no la hay, estaremos juntos.

Verás, ahora puedo estar con el tema, y me aprietan un poquito los ojitos, pero bueno, no es tanto como hoy por la mañana, que quise morirme.

Ahora sé que no fue por la gatita, aunque una buena parte de mi corazón encogido está en ese tema.

Fue por lo del terremoto, tal como ya nos pasó con Japón. Mi tristeza era tanta, que me pregunté seriamente como podía pasarme eso con la gatita, cuando ya había superado hace semanas en gran parte el problemón interno mío. No me comprendía.

Cuesta ser sensible a los grandes crímenes. No nos percatamos que ya somos conscientes, y sufrimos doblemente.

Pero bueno, es la fase del aprendizaje, y como buena camionera que eres, sabes que lo de aparcar a un trailer requiere algo más que el carnet en la mano.

Y eso es lo que ocurre ahora. Que nos han dado el carnet en la mano, confiando en que sabríamos perfectamente como usar la consciencia.

Uff... que de vueltas da este mundo, hija. Qué ganas de que pare ya, y eso es lo que hará.

Lo hará porque nosotros estamos diciendo que BASTA.

Abrazos, y gracias por ser como eres. Menos mal que tu madre no dió con el príncipe inadecuado.

Miguel

Lydia dijo...

No se porque cojones Blogger ha tenido que borrar mensajes. Desde hace dos días estan jugando con los blogs. Qué estaran tramando? Pues esto, ciertos comentarios han desaparecido.